¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Silencian la voz de la ecologista Berta Cáceres

AFP / ORLANDO SIERRA
Relatives of murdered indigenous activist Berta Caceres cry, in La Esperanza, 200 km northwest of Tegucigalpa, on March 3, 2016. Caceres, a respected environmentalist who won the prestigious Goldman Prize last year for her outspoken advocacy, was murdered in her home Thursday, her family said. AFP PHOTO /ORLANDO SIERRA / AFP / ORLANDO SIERRA
Comparte

La hondureña Berta Cáceres era una reconocida dirigente indígena defensora del medio ambiente

Berta Cáceres se encontraba en su casa ubicada en la localidad hondureña La Esperanza,  cuando en la madrugada de este jueves un grupo de desconocidos entraron, le dispararon y la mataron.

Berta era una reconocida dirigente indígena ambientalista y en 2015 fue laureada con el Premio Goldman por su lucha en defensa del medioambiente. Además, era coordinadora del Consejo Cívico de Organizaciones Populares e Indígenas de Honduras (Copinh).

Uno de sus principales objetivos fue oponerse a la construcción de proyectos de empresas multinacionales que consideraba que atentaban contra los recursos naturales, por ejemplo, algunos emprendimientos hidroeléctricos en el occidente de su país.

Si bien se está investigando el caso, la principal sospecha es que se trata de un crimen político.

El portavoz de la Policía de Honduras, Aníbal Baca, expresó que aún no estaba claro el móvil del homicidio. “Es una situación complicada para determinar exactamente lo que pasó, eso van a hacer las investigaciones”, indicó.

Hasta el momento, hay una persona detenida y otra más bajo resguardo como testigo protegido, según publica la BBC.

La muerte de Berta rápidamente generó conmoción mundial. En declaraciones a TV Globo de Brasil, su madre, Berta Flores, afirmó que “la mataron por su lucha”.

“La información de la policía es que (desconocidos) entraron a la casa por la parte de atrás y le dieron dos disparos, pero todos sabemos que es mentira, que la mataron por su lucha” en la protección del ambiente, denunció el dirigente obrero Carlos Reyes en declaraciones recogidas por AFP.

Según trascendió en diversos medios de prensa, en varias oportunidades había denunciado amenazas de muerte contra ella, otros familiares y fue por ello que había recibido a manos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) medidas cautelares de seguridad.

Berta pertenecía a la etnia lenca y era madre de cuatro hijos.

Defensa del Río Gualcarque

Una de las principales luchas que emprendió Berta en el noreste de Honduras fue contra la instalación del Proyecto Hidroeléctrico “Agua Zarca” por entenderlo como una amenaza que podía dejar sin agua a cientos de nativos lenca.

El fin último de su oposición era la defensa del Río Gualcarque, lugar significativo para esa comunidad indígena.

Según contó su madre,  hace poco su hija “fue al río Gualcarque y tuvo un altercado muy grande con los militares y con los dueños de la empresa que están haciendo (una represa) sobre ese río, y ella dijo que tenían que parar (la construcción) porque era destruir la vida, era destruir la humanidad”.

El Premio Goldman

En 2015 Berta fue distinguida en Washington (EEUU)  con el Premio Medioambiental Goldman, máximo reconocimiento que puede recibir a nivel mundial un defensor del  medioambiente.

En su caso fue por la férrea defensa de la Madre Tierra y de los pueblos originarios.

El premio se otorga anualmente a activistas medioambientales provenientes de varios continentes.

Según un informe de Global Witness publicado en 2014, estos activistas a menudo ejercen su trabajo en países en los que cada vez son mayores la violencia y las amenazas de muerte contra los defensores del medio ambiente.

Berta fue asesinada precisamente en la localidad de La Esperanza, en Honduras, uno de los países más peligrosos de América Latina para los ambientalistas.

Condena al asesinato

Diversas organizaciones como el Observatorio para la Protección de los Defensores de Derechos Humanos se pronunciaron sobre el asesinato.

“Este asesinato evidencia la falta de voluntad de las autoridades hondureñas para garantizar la protección de los defensores de los derechos humanos”, expresó la organización a través de un comunicado.

La custodia de la creación

Berta participó en octubre de 2014 en la “Reunión de los movimientos populares” convocada por el papa Francisco en el Vaticano. En aquella oportunidad hizo referencia ante el Papa a la belleza de la creación y la necesidad de cuidarla, como recuerda News.va.

En tanto, la denuncia y persecución de los ambientalistas, en Honduras y en el resto de América Latina, siempre estuvo al orden del día. En base al último informe Global Witness de 2014, Brasil encabeza la lista con 29 homicidios, seguido por Colombia con 25, Honduras es el tercero con 12.

Precisamente, el informe detalla que un gran número de estos homicidios se debe a “la lucha contra represas hidroeléctricas y su impacto sobre las comunidades locales”, tal cual presumen algunos con respecto al caso de Berta. Además, el 40% de estas víctimas era indígena.

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.