Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 29 julio |
Santa Marta
home iconDesde Roma
line break icon

Fue alumno de Bergoglio y ahora es Embajador ante el Papa

AFP

Esteban Pittaro - publicado el 25/02/16

Al saludarlo y entregar las credenciales Pfirter bromeó con el Papa: “Santo Padre, un cuento”. Bergoglio fue su maestro de literatura

Rogelio Pfirter es el nuevo embajador de la República Argentina ante la Santa Sede. Como es tradicional, presentó las credenciales al jefe de estado receptor, en este caso, el Santo Padre. Pero la reunión incluyó más que un intercambio de documentos: tuvo abrazos, recuerdos, emociones. Supuso el encuentro entre Pfirter y su maestro de Literatura, el que le llevó a publicar dos cuentos e incluso ser prologado por Jorge Luis Borges.

Según relató en su crónica para el diario La Nación la periodista Elisabetta Piqué, presente, al saludarlo y entregar las credenciales Pfirter bromeó con el Papa “Santo Padre, un cuento”. La referencia tiene que ver con los años en el colegio jesuita de la Inmaculada Concepción de Santa Fe, donde Jorge Bergoglio fue profesor de Literatura y Psicología, antes de ser ordenado y después de licenciarse en la Facultad de Filosofía.

En ese momento, Bergoglio tenía 28 años y vestía de negro. Entre sus alumnos de los últimos años estaba Pfirter. Una anécdota que relata la misma Piqué en su libro sobre el Papa Francisco, y que los graduados del colegio santafecino recuerdan, revela el clima con el que se vivían aquellas clases del profesor Bergoglio.

“¿Qué es el arte?”, saludó para empezar sus clases. Y tras las definiciones de los alumnos durante varios minutos, Bergoglio movió la cabeza y respondió, según recogió Piqué: “No, todos se han equivocado (…) Si se paran en el patio en camiseta en pleno invierno van a saber qué es helarte”.

Para el curso de 1965, el joven jesuita dedicó el año al estudio de la literatura argentina, y convocó a distintos profesores, incluso de Buenos Aires. Asistió a dar una clase de literatura gauchesca Jorge Luis Borges, quien compartió una cena con Bergoglio en el Hotel Ritz de Santa Fe, en la que pudo rescatar la periodista, Borges, con su habitual creatividad, explicó que el punto del arroz debía ser “aquel en que cada grano conservaba su personalidad”.

Tras esa visita, con prólogo de Borges y un 14 de cuentos de los alumnos de Bergoglio, entre ellos dos de Pfirter, se publicó “Cuentos originales”, una recopilación en la que el gran maestro no sólo prologó, sino que también colaboró en la selección con el profesor Bergoglio.

Quien recuerda cómo era el profesor Bergoglio en esos dos años que pasó en Santa Fe como maestro de Literatura es el padre de Rogelio Pfirter, quien también estuvo presente en la presentación de credenciales, pese a sus 94 años. Según recordó a La Nación, recibía a comer al hoy Papa en su casa, y lo llevaba en coche.

Los méritos de Pfirter no se reducen a haber participado de un libro con Bergoglio y Borges. Es diplomático de carrera, y fue incluso embajador de la Argentina ante el Reino Unido, postal diplomática de extrema delicadeza por la guerra que enfrentó a los países en 1982. Su gestión entre 1995 y 2000 fue clave para el acercamiento entre ambas naciones. Antes trabajó varios años en las Naciones Unidas.

Tags:
argentinabergogliopapa franciscosanta sede
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.