Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 03 agosto |
San Eufronio de Autun
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Sabes que lo imposible se puede lograr?

©Mimage Photography

Carlos Padilla Esteban - publicado el 24/02/16

Sal, levanta la mirada

En la canción Color esperanza de Diego Torres dice el autor: Sé que lo imposible se puede lograr. Que la tristeza algún día se irá. Sentirás que el alma vuela. Saber que se puede, querer que se pueda. Quitarse los miedos, sacarlos afuera. Pintarse la cara color esperanza. Entrar al futuro con el corazón. Vale más poder brillar, que sólo buscar ver el sol.

A veces nos desanimamos y perdemos la mirada de Dios. Nos pide que salgamos fuera, que creamos que lo imposible se puede lograr. Y para eso tiene que tirar de nosotros y sacarnos fuera.

Pienso en lo que Jesús hace con los discípulos. Los saca de sus preocupaciones, de sus miedos. Miran el cielo. Dejan de mirar la tierra con sus agobios.

En la vida muchas veces es así. Cuando me quedo encerrado en las cuatro paredes de mis miedos pierdo el centro. Temo la cruz. Me agobio con la pérdida. Dejo de mirar la vida en su belleza. Ya no sueño. Creo en lo posible, no en lo imposible.

¿Se pueden contar las estrellas? ¿Tiene sentido contar las estrellas? Una canción dice: ¿Quieres saber cuánto te quiero? Cuenta las estrellas del cielo.

Dios se lo dice a Abrahán. Jesús se lo dice a sus discípulos a los que tanto quería. Que cuenten las estrellas que no se pueden contar. Que miren el cielo desde lo alto de un monte. Que toquen esa luz que hace verlo todo de forma diferente.

Necesitamos que alguien nos saque de nuestro lugar, de nuestra comodidad y nos invite a alzar la mirada. Necesitamos que alguien nos recuerde cuánto nos ama Dios.

Una persona me decía que una frase le daba vida: Me han dicho, Jesús, que me amas. Me gustó. Es cierto, a veces me cuesta salir y mirar el cielo. Me cuesta creer que Jesús me ama. Sigo enfrascado en mis preocupaciones del momento. Mi mundo pequeño es inmenso y agobiante. Mis problemas pequeños son gigantes.

Pero si soy capaz de mirar alto todo cambia. Toco ese amor de Dios. Es verdad, me ama. Tomo altura sobre mí mismo. Soy capaz de vencer el miedo a dejar mi seguridad, mi comodidad, mi mediocridad.

A vuelo de pájaro la vida tiene otro color, otras formas. Color esperanza. Quizás se cubre de una tonalidad infinita. Importan menos los problemas pequeños. Lo temporal influye de forma diferente.

En términos eternos mi vida es demasiado pequeña. Lo que pienso. Lo que hago. Lo que sueño. Me gusta pensar que somos ciudadanos del cielo.

Me da paz mirar al cielo caminando en la tierra. Elevarme sobre mi camino para estar más cerca de Dios. ¿Qué me quita la paz, que nubla el horizonte de mi vida?

No sueño. No anhelo. No espero. No creo en lo imposible. Pero Él me invita a salir de todo lo que me esclaviza y ocupa mi tiempo.

Quiero salir fuera de mi tienda. Quiero subir al monte que se alza ante mis ojos. Quiero tener el valor de ponerme en camino fuera de mí.

La Cuaresma me invita al monte. Desde allí se ven mejor las estrellas.

Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JAIRO
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
2
MADELEINE PAULIAC
Sandra Ferrer
La doctora que ayudó a dar a luz a unas monjas violadas
3
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
4
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
5
Aleteia Brasil
Los 3 tipos de humildad según san Ignacio de Loyola
6
knoNap
Giovanna Binci
KnoNap: Tras una dura experiencia, Danya crea un pañuelo anti-vio...
7
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.