Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 02 diciembre |
San Habacuc
home iconEstilo de vida
line break icon

Ser tía es lo mejor del mundo, ¿sabes por qué?

Sábias Palavras - publicado el 31/01/16

El gran regalo de amar a una personita que no es nuestra, pero a la que pertenecemos

La mayoría de las personas dicen que ser tía es de lo mejor del mundo, y que sólo tiene cosas buenas. Yo solo puedo estar de acuerdo, pues desde que empecé a ser tía, mi vida cambió completamente, pasé a dar más importancia y valor a las cosas, gestos y momentos, pasé a querer dar siempre lo mejor de mí por ellos y con ellos, ser tía es la eterna tentativa de ser absolutamente todo para alguien.

Ser tía es conseguir el mejor regalo de tu hermano o de tu hermana, aquel con el que peleamos toda la vida, y sólo tener que amar a ese pequeño ser más y más cada día, ser tía hace pensar cómo es ser madre, sólo que sin tanta presión ni responsabilidad.

Ser tía es reírte de tu hermano o hermana cuando aún no saben tomar y cargar a esa personita, y pensar que: “no debe ser tan difícil”. Hasta que llega el momento de ser nosotros los que lo tomamos en brazos y lo abrazamos, y pensamos que tenemos el mundo en nuestros brazos, y temblamos, intentando disimular nuestra falta de experiencia.

Ser tía es volver a imaginar, a creer y a soñar, es estropear con mimos y regalos, es poder oír la palabra “tía” y sentirse cada vez un poquito mejor, es perder definitivamente todas las armas y armaduras cuando se oye por primera vez la palabra “tía”. Es no poder resistir tomar en brazos, abrazar, mimar y dar besitos. Ser tía es aprovechar breves periodos de tiempo y compañía y transformarlos en eternos momentos de recuerdos. Ser tía es preocuparnos por ellos como si fuesen nuestros hijos, pero sabiendo que tienen padres y madres que los cuidan, y que son ellos los que tienen la parte más aburrida.

Ser tía es no verles en 15 días y tener la sensación de que ya empezaron a hablar otro idioma, y que ya están más mayores que nunca, y con ellos vemos y aprendemos que el tiempo pasa muy rápido y que no lo podemos controlar. Ser tía es aprender a pelear con cariño cuando alguien no nos quiere dar un besito, es definitivamente el mejor tesoro que la vida nos dio. Es formar parte de historias y procurar estar siempre cerca cuando te necesitan. Es descubrirse alguien mejor siempre que recuerdas que eres tía de alguien tan especial.

Es también cambiar los peores pañales sin enfadarse y sin crear problemas, es jugar con el amigo imaginario, y tener que pasar la noche sin dormir, sólo para velar el sueño del que más se ama. Las tías pueden amar de la misma forma que la madre, guardar los secretos como una hermana, dar amistad y cariño como una amiga, y amar a esos pequeños seres como si fueran tuyos.

No es posible hablar mucho del papel de una tía en la familia, pues cada una de ellas ocupa un lugar diferente y especial. Ellas sólo piensan en amar y en agradar, y siempre que tienen una oportunidad, también quieren besar y abrazar. Es tan grande el amor, que mal puede expresarse en palabras.

Ser tía, resumiendo, es amar a una persona que no es nuestra, pero a la que pertenecemos, es acompañar la vida de quien vive otras historias y que forma parte de la tuya. Es algo maravilloso, es decididamente apasionante y fascinante.

¡Me encanta ser tía!

Tags:
familia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.