Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 28 febrero |
Santos Mártires de Alejandría
home iconActualidad
line break icon

El espíritu de Don Bosco vive en la Amazonía

Esther Núñez Balbín - publicado el 31/01/16

Misión en la Selva peruana: Conviviendo con la riqueza de los pueblos indígenas

¿Cómo puede entregarse un misionero a una vida que no conoce?. Esta vez no se trataba sólo de tener fe y anunciar el amor de Jesús. Había que donarse. Entregarse a una vida una comunidad que no se conocía. No estaba en su país. No eran sus reglas. Y lo peor, estaba solo.

Convertido en lucero del crespúsculo.

“Yankuam”, es su nombre. Así lo bautizó la comunidad de indígenas Achuar en la Selva de Perú. “Lucero del crepúsculo”, significaba. Sumergido en la vida de la subetnia de los aints o jíbaros, en la Amazonía entre Ecuador y Perú, el sacerdote salesiano, Luis Bolla, se convirtió en “la luz del camino”, para los nativos de esa tribu.

Pero, ¿Cómo logró cambiar la vida de encuentros tribales a; desarrollo colectivo, progreso, fomento educativo y asistencia en salud?, ¿Por qué dio tanto por ellos?. ¿Qué podría darle el pueblo Achuar, a la vida de éste misionero?.

Lo supo desde niño. A los 11 años, mientras los demás niños jugaban, en el oratorio salesiano ubicado en el pueblo de Schio en Italia, su ciudad natal, escuchó una voz que le dijo: “Serás misionero en la Selva entre indígenas, y les darás mi palabra. Caminarás mucho a pie”…así lo cuenta el sacerdote salesiano Luis Bolla, en sus memorias escritas en su obra póstuma “Mi nombre es Yankuam”, el encuentro del evangelio con los Achuar.

El misionero Achuar que cambió vidas.

Es cierto. ¿Quién no ha imaginado de niño jugar o compartir con un indio?, o cómo los llamaban antes, menciona el libro, “salvajes”. Luego de 17 años de haber compartido y aprendido a vivir desde la perspectiva de los Achuar, en la comunidad de Chuwint (Ecuador). Era uno de ellos. Vestía como ellos, comía lo que ellos, hablaba su lengua. Vivió con esperanza de saber que así podría servirles mejor.

Y así lo hizo. Llega al Perú a la zona de kuyuntsa en 1984, para atender las necesidades de un pueblo al que ya conocía muy bien. Inspirado por la capacidad de amar con ternura, el optimismo, y la fe, de San Juan Bosco, Bolla entronizó la vida de Jesús, en la de estas personas quienes aprendieron a mirar sus vidas y la de los demás, desde los ojos de Cristo.

Antropólogo, etnólogo, filólogo, e historiador, el misionero quien había renunciado al apoyo económico de la Congregación Salesiana, llevaba en su mochila sólo lo indispensable. Vivir para servir. Esa era su consigna.

El aporte histórico de su labor misionera.

Toda la riqueza cultural del pueblo Achuar debía permanecer en el tiempo. Así que “YanKuam” puso en grafías, lo que hasta el momento sólo era fonética. Y les entregó la escritura Achuar. Luego de 60 años de convivir en la Amazonía, al servicio de los indígenas logró traducir en lengua Achuar los evangelios del Nuevo Testamento.

Su labor no sólo se limitó a llevarlos hacía Jesús, sino que acompañó al pueblo Achuar en su organización, promovió su educación, cuidó de su salud. En 2012 a los 80 años dejó de existir.

Como un misionero, que había roto los esquemas tradicionales, como un hombre rico de ideas y proyectos, quién alcanzó su sueño de servir a los indígenas, así lo describe el sacerdote salesiano Vicente Santilli, editor del libro, en el perfil biográfico que hace del misionero en sus memorias misioneras, obra póstuma.

Al conmemorarse un año más del nacimiento de San Juan Bosco, el testimonio de vida de este ser humano nos recuerda el inagotable amor y entusiasmo de su obra.

Video testimonial:

Libro: “Mi nombre es Yankuam” el encuentro del evangelio con los Ashuar http://salesianos.pe/content/2015/10/Padre-Luis-Bolla-patriarca-de-los-Achuar.pdf

Tags:
amazoniamisionero
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
2
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
5
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
6
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
7
ALICE BATTENBERG
Adriana Bello
La monja de la realeza
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.