Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 24 julio |
San Chárbel
home iconEspiritualidad
line break icon

Oración para un matrimonio que pasa momentos difíciles

© CandyBox Images/SHUTTERSTOCK

Guillermo Serra - publicado el 26/01/16

Venimos Señor con un corazón abierto, con la esperanza de sanar nuestra unión

Venimos Señor con un corazón abierto
Con la esperanza de sanar nuestra comunión
La que firmamos con alegría e ilusión
El día de nuestro matrimonio

Ha pasado ya tiempo desde que iniciamos
Esta aventura con confianza y amor
Nos hemos reído, abrazado y besado
Pero ahora nos reconocemos enfermos

Sí, enfermos de amor, ya no sentimos
Lo que al inicio fue un paraíso de pasión
Ahora cada día es un lento avanzar
En la conquista de nuestro corazón herido

Ayúdanos a perseverar en nuestra entrega:
Que donde haya infidelidad
Uno sepa perdonar y el otro reparar
Que donde haya odio pongamos una gota de amor
Que donde haya silencio y rencor
Pongamos una palabra de esperanza
Que donde haya miedo y violencia
Pongamos un gesto de cariño

Enséñanos a vivir las tres “Cs” del matrimonio
Cariño, comunicación y comprensión

Cariño forjado con la voluntad
Y no solo con el sentimiento
Que la esposa sienta el calor de los detalles
Que el esposo sienta el consuelo del reconocimiento

Comunicación que se haga desde dentro
Palabras que escuchen más que hablen
Corazón que se una al del otro en silencio
Miradas que recuerden la del primer día

Comprensión que es quererse como somos
Tomarse de la mano y mirar juntos en la misma dirección
Desprenderse de todo afecto que se no sea recto
Crecer para ser mejores no solo mayores

Líbranos de las sirenas egoístas de nuestros sueños
De todo lo que perturba el dar sin buscar recibir
Crea en nosotros un corazón nuevo, como el tuyo

Por último te pedimos fuerza para levantar juntos la mirada
Hacia la prueba más grande de amor que nos diste
Que mirando al crucifijo nos recuerdes
Que el vino mejor siempre está por llegar
Si juntos nos esforzamos por llenar esas
Seis tinajas del agua de nuestra humanidad

(Del libro Jesús a mi alma. Autor: P. Guillermo Serra, L.C.)
©Padre Guillermo Serra, L.C. 2015

Artículo originalmente publicado en padreguillermoserralc.blogspot.it

Tags:
matrimoniooracion
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
SEPARATION,
Ks. Michał Lubowicki
Lista de causas de nulidad matrimonial (más habituales de lo que ...
2
Ks. Michał Lubowicki
Lista de impedimentos para casarte (hay más razones de las que cr...
3
Magdalene
Miguel Pastorino
La verdad sobre María Magdalena: ¿fue una prostituta?
4
MONICA ASTORGA
Esteban Pittaro
Una monja carmelita logró la casa propia para 12 personas trans
5
MEXICO
Jesús V. Picón
Quería ser sacerdote para demostrar que Dios no existía
6
WATER
Philip Kosloski
¿Por qué el sacerdote se lava las manos durante la misa?
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.