Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
martes 01 diciembre |
home iconEstilo de vida
line break icon

Qué hacer cuando tu hijo muere antes de nacer

Aleteia Team - publicado el 15/01/16

6 actitudes que te ayudarán a aceptar lo ocurrido y mirar adelante

¿Has acogido una vida dentro de ti o te has ilusionado con la idea de ser padre o madre, pero tu hijo ha muerto antes de que hayas podido acunarlo? No es un momento fácil. Te ofrecemos algunas propuestas para afrontar esta experiencia.

Comprende lo ocurrido: Algunas personas intentarán animarte con el típico “No pasa nada”. Es verdad, no se acaba el mundo, pero “algo” ha pasado: tu hijo ha muerto, y reconocer esta realidad es el primer paso para aceptarla y afrontarla. Cuando todo el mundo actúa como si nada hubiera pasado y ese pequeño que se fue existe sólo para ti, se acentúa la soledad y el sufrimiento.

Exprésate: Dialogar, llorar, escribir sobre lo que estás viviendo, compartirlo con otras personas, cantar, pintar, puede resultar muy liberador y aportarte luz. Como en cualquier otro duelo. Es posible que cuando decidas exteriorizar lo que vives, no te sientas escuchado/a o incluso percibas rechazo: no hables con cualquiera, selecciona bien la persona a la que le abres tu corazón.

Ten paciencia: Contigo mismo/a, con tu pareja y con los demás. Superar la pérdida es un proceso, con sus avances y sus retrocesos, que lleva tiempo. Respeta tus ritmos y confía en que en un futuro más o menos lejano te sentirás mejor y tendrás perspectiva para ver lo que ha ocurrido e incluso aprender y madurar con ello. Si te cuesta vivir con paz en estos momentos, puedes pedirlo como gracia especial en la oración.

Déjate querer, físicamente -si por ejemplo te han hecho un legrado, o has tenido un parto, deberás guardar reposo- y psicológicamente –acoge las expresiones de cariño, los buenos consejos,… En los momentos en que te afecta especialmente la pérdida te puede ayudar muchísimo la cercanía de la familia, los amigos y quizás un profesional o un sacerdote.

Recuerda: Pasado el shock inicial, todo va volviendo a la calma, pero los sentimientos quizás resurgen en determinados momentos, como al ver un niño que tendría su edad, al acercarse la fecha del parto, en Navidad,… Aprovéchalos para que no se te olvide esta experiencia ni que tienes un hijo aunque no esté a tu lado. Puedes hacer algún ritual de duelo –individual o colectivo-, encender una vela, celebrar su cumpleaños, ponerle un nombre (si no lo habías hecho ya) y dirigirte personalmente a él, pedirle que te ayude desde el cielo,…

Acepta y mira adelante: Para ello puede ayudar despedirte de tu hijo (existen ritos de despedida, puedes escribirle una carta,…) y darle las cosas que no ha tenido (algo que le represente y que puedas llevar puesto o guardar en tu casa, por ejemplo un muñeco de peluche).

Ponle voluntad, pero reconoce humildemente que esta parte no siempre depende tanto de uno/a mismo/a. Apóyate en tus seres queridos, participa en grupos que te ayuden (los hay incluso específicos de personas que han perdido un hijo antes de nacer), y…

¿Has oído hablar de Dios? Es un buen momento para recurrir a Él. Si tienes fe –o quieres tenerla- puedes entregar a tu hijo a Dios a través de una oración o celebrar una misa por él, y también rezar y acudir a los sacramentos.

Tags:
abortomuertepaternidadsalud
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Top 10
COVID
Rodrigo Houdin
COVID-19: Murió aferrado a su rosario y con u...
WEB2-IRAN-CAPTURE
Zoe Romanovsky
Cineasta de 20 años gana premio por la podero...
corazones.org
Reza hoy a la Virgen de la Medalla Milagrosa
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Philip Kosloski
Cuando sientas que todos conspiran contra ti,...
READING
Gelsomino del Guercio
Las tres reglas fundamentales para los lector...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.