Aleteia

10 muertos y 15 heridos en el corazón turístico de Estambul

Comparte

Ante el atentado en la puerta de la Mezquita Azul, «la medicina es la misericordia», afirma el secretario de estado vaticano

Un atentado suicida en el centro de Estambul, junto a la Mezquita Azul, causó este martes 10 muertos y 15 heridos. Entre los fallecidos hay turistas extranjeros, concretamente 9 alemanes. Las autoridades turcas sospechan que el autor es un «extranjero miembro del Estado Islámico» que podría haber cruzado desde Siria recientemente, en palabras del primer ministro.

El secretario de Estado vaticano, el cardenal Pietro Parolin, expresó “gran dolor por lo que está sucediendo y que se repite. Una vez más, lo único que puedo decir de frente a estos males, es que la medicina es la misericordia”.

Tras la presentación del libro-conversación Francisco, el nombre de Dios es la misericordia, el brazo derecho de la diplomacia del Papa confirmó que Francisco quiere “hacernos entrar en la Misericordia de Dios”, precisamente “necesaria en estos tiempos”.

El cardenal Parolin, en su discurso de presentación del mencionado libro, sostuvo que Francisco enseña que hoy ante la “fragilidad de los tiempos en los cuales vivimos”. Otro mal que asoma es considerar “que no hay posibilidad de rescato” e indicó que se necesita “misericordia”.

Asimismo, explicó que otro punto esencial tocado por el Papa en el libro es que “hemos perdido el sentido del pecado”, al igual que hemos “perdido el sentido de encontrar la confianza en la posibilidad de encontrar una luz, una señal que nos permita salir de la desesperación, de nuestro error, de la jaula que nos construimos”.

Entre los heridos esta mañana por la explosión, dos de ellos en estado muy grave, hay al menos seis ciudadanos alemanes, un noruego y un peruano. También una guía turística de nacionalidad turca que habitualmente trabaja con grupos de turistas procedentes de Alemania.

 

El artefacto explotó cerca del obelisco egipcio del hipódromo, en la entrada a la Mezquita Azul, en el barrio de Sultanahmet, lugar donde se encuentran algunos de los más famosos edificios de Estambul. Un atentado contra el turismo de la ciudad, que alberga a más de 12 millones de personas cada año.

Equipos de emergencia junto a las víctimas tras la explosión junto a la Mezquita Azul de Estambul
AFP
Equipos de emergencia junto a las víctimas tras la explosión junto a la Mezquita Azul de Estambul

Hace sólo unos meses dos explosiones en Ankara, la capital de Turquía provocaron al menos 95 muertos y 246 heridos. Un atentado que quebró la paz social ya que se produjo antes de celebrarse una “Marcha por la Paz”. La marcha había sido convocada por los sindicatos progresistas KESK, DISK y las Cámaras de Ingenieros y Médicos y tenía como objetivo el protestar contra la escalada de enfrentamientos entre la guerrilla Kurda del PKK y el Estado Turco.

Turquía se encuentra siendo escenario de atentados reivindicados por distintas organizaciones terroristas. Aún no se conoce la autoría ni la reivindicación de este último atentado terrorista pero el lugar y el ataque a ciudadanos extranjeros pueden significar la presencia de ISIS, DAESH o algún comando afín a sus intereses.

La situación geostratégica, historia y cultural de Turquía y especialmente de Estambul la hace un lugar de continuas reivindicaciones terroristas. Dos mundos, el del Islam que quiere mantenerse fiel a una línea laica, occidental y moderna contra el del Islam más radical, el del ISIS que pretende convertir Turquía en un nuevo lugar de conflicto bélico.

Para saber más sobre la actualidad de Turquía: Turquía y su nueva expansión en el mundo árabe

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.