Aleteia

La «píldora de la muerte», ¿pronto en los Países Bajos?

© GWOEII / SHUTTERSTOCK
Pastilla kill-pill
Comparte

Una influyente asociación promueve el acceso gratuito a la “kill pill” a los mayores de 70 años independientemente de su estado de salud

Los Países Bajos avanzan una vez más, inexorablemente, hacia una nueva concepción de la eutanasia. La Asociación holandesa para un fin de vida libre (NVVE) acaba de dar un nuevo paso militando por una eutanasia extendida automáticamente a los mayores de 70 años, independientemente de su estado de salud física o psíquica.

La asociación propone experimentar esta vía que, en caso de ser aceptada, consiste en sacar al mercado una píldora de la muerte –la Kill pill– accesible gratuitamente y en farmacias.

La asociación pretende que la sociedad lo está demandando. Y hace saber que están previstos debates sobre el tema estas semanas con la asociación de médicos holandeses y los ministros de justicia y de salud.

En 2002, cuando pasó la ley sobre la eutanasia y el suicidio –los Países Bajos fueron el primer país en el mundo- el recurso a ella debía ser una excepción, dictada por la compasión, para personas al final de la vida cuyos sufrimientos se consideraran “insoportables e interminables”.

Después se extendió el derecho a morir reivindicado para enfermos al final de la vida, enfermos mentales que sufrían imperfección o problemas psíquicos o sencillamente estaban cansancio de vivir.

Pero “para NVVE, esto no es suficiente, es necesario que todo el mundo, personas enfermas y con buena salud, pueda tener acceso”, comenta Tempi.it al informar sobre estos hechos, “como si se tratara después de todo de una nueva manera “natural”… de morir”!.

La asociación argumenta: “El año pasado, en los Países Bajos, la “buena muerte” fue administrada oficialmente a 5.306 personas –Tempi.it corrige: “en realidad las víctimas eran al menos 6.000-, lo que supone un aumento del 182% respecto a 2002.

Según el director de la asociación, Robert Schurink, “la sociedad está preparada” para la Kill pill, sobre todo la generación del baby boom, en la que la gente quiere “tener el control de su vida”.

Y esta experiencia, “¡¡¡¿¿sólo para asegurarse de que la Kill pill no se utilizará para un suicidio, un abuso o un homicidio, sino sólo para procurarse la “buena muerte”??!!!.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.