Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 26 febrero |
San Luis Versiglia y san Calixto Caravario
home iconHistorias que inspiran
line break icon

Reconoció su rostro como niña desaparecida, y la salvó

PUBLIC DOMAIN

Esteban Pittaro - publicado el 19/11/15

Ocurrió en Argentina: un ciudadano logró salvar a una niña del asesino de su mamá y su hermanito

Raúl González conversaba con un compañero de la Terminal de Ómnibus de Junín sobre un doble crimen ocurrido en El Palomar, a 250 kilómetros de la ciudad del interior de la provincia de Buenos Aires en la que trabajaban. Entre arribo y salida de ómnibus, comentaron la noticia con el diario La Democracia en mano y vieron la imagen de la niña de seis años que había sobrevivido a ese atroz asesinato, y estaba siendo intensamente buscada por las autoridades.

“En ese momento, apareció un hombre con una nena en brazos. Llamaba la atención porque era raro ver a una nena de seis años en brazos de un adulto, era demasiado grande, a cualquiera le hubiera llamado la atención”, relató González, según consigna la agencia Télam. La niña tenía el rostro cubierto con la capucha de su abrigo, pero al saludo de González asomó su cara y dijo “hola”.

El hombre, consignan otros diarios como La Nación, quiso volver a cubrir el rostro de la niña y salió rápidamente. Había ido a la terminal por el valor de un viaje a Santiago del Estero, a mil kilómetros de allí, pero le habían informado que ese viaje se podría hacer desde Rosario y no desde esa terminal.

Al quedarse solos, González y sus compañeros se debatieron entre alertar a la policía o no: “¿Y si no es ella?”. Pero tras consultar con su supervisora, dieron aviso a la policía, que salió a la búsqueda de la niña y la encontró con el mismo hombre que estaba en la terminal, que con las horas se supo era la ex pareja de su madre, y el principal sospechoso del asesinato de su madre y su hermanito.

La dolorosa historia de Mía, fácilmente localizable en las crónicas policiales de los medios argentinos, tuvo final feliz. Tras su desaparición, su rostro fue rápidamente viralizado en redes sociales y difundido por medios de comunicación. La atención de los empleados de la Terminal de Ómnibus a la cara de Mía, y su valentía para hacer la denuncia, salvaron la vida de una niña cuyo destino hubiese sido incierto.

Tags:
argentinadesaparecidos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
MEXICO
Pablo Cesio
México: El hombre que llegó a su propia misa de cuerpo presente
2
Kathleen Hattrup
El hombre que besó la frente del Papa dice que la Virgen lo curó ...
3
BABY
Aleteia Team
El bebé que nació agarrado al DIU
4
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
5
Redacción de Aleteia
El cuerpo intacto de Santa Bernardita: Lo que dijeron los médicos...
6
DEMANDE EN MARIAGE
Edifa
No te cases sin haberte hecho estas tres preguntas
7
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.