¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Francisco: No, los laicos no son “católicos de segunda clase”

© Andreas SOLARO / AFP
El Papa Francisco
Comparte

Videomensaje por los 50 años del Apostolicam Actuositatem del Concilio Vaticano II

El Papa Francisco recordó hoy de nuevo la importancia de los laicos en la Iglesia, que no con “miembros de segunda clase” en la Iglesia, “al servicio de la jerarquía y simples ejecutores de ordenes superiores”, sino “discípulos de Cristo” cuya misión es “animar todo ambiente, actividad y relación humana según el espíritu del Evangelio”.

El Pontífice abordó el tema en una carta en ocasión de una jornada de estudio celebrada en una universidad Pontificia en Roma con motivo del 50 aniversario de uno de los decretos más esperados del Concilio Vaticano II, el Apostolicam Actuositatem, sobre el papel de los laicos en la Iglesia y en el mundo.

La vocación de los laicos

El Concilio, entre uno de sus múltiples frutos, dice el Papa, “llevó a una nueva mirada a la vocación de los laicos”, los cuales están llamados a “llevar la luz, la esperanza, la caridad recibida de Cristo en esos lugares que, de lo contrario, quedarían ajenos a la acción de Dios y abandonados a la miseria de la condición humana”.

El mensaje del Papa tiene como contexto una carta dirigida al cardenal Stanislaw Rylko, presidente del Pontificio Consejo para los Laicos, quien organizó en colaboración con la Pontificia Universidad de la Santa Cruz una jornada de estudio dedicada al tema: Vocación y misión de los laicos. Cincuenta años después del Decreto Apostolicam Actuositatem.

No a la Iglesia niñera, los laicos descubran su responsabilidad de bautizados

De hecho, el Papa vuelve sobre el tema los bautizados. En una de las homilías en Santa Marta más recordadas al respecto (17 de abril de 2013), pidió que la Iglesia no sea niñera, y reiteró la necesidad de que los laicos asuman la responsabilidad de bautizados.

Apenas unas semanas después de su elección, Francisco exhortó a los laicos a tener valentía para anunciar a Cristo, al mismo tiempo que reconoció la misión y el esfuerzo de muchos bautizado que aún ante tantas inseguridades y entre persecuciones siguieron adelante. Así puso como ejemplo a los mártires coreanos.

“Yo pienso en nosotros, bautizados: si nosotros tenemos esta fuerza y pienso: pero nosotros, ¿creemos en esto? ¿Que el bautismo baste, sea suficiente para evangelizar? O “esperamos” que el sacerdote diga, que el obispo diga.

¿Y, nosotros? Luego, la gracia del bautismo está un poco cerrada y nosotros estamos endurecidos por nuestros pensamientos, por nuestras cosas. O a veces pensamos: “No, nosotros somos cristianos: yo recibí el bautismo, hice la confirmación, la primera comunión, el documento de identidad está en regla”. Y ahora, duerme tranquilo: eres cristiano.

Pero, ¿dónde está esta fuerza del Espíritu que te lleva hacia delante?”, cuestionó el Papa en esa ocasión.

Así, incitó a ser “fieles al Espíritu para anunciar a Jesús con nuestra vida, con nuestro testimonio y con nuestras palabras”.

Para luego indicar que la responsabilidad del bautizado es “anunciar a Cristo, llevar hacia delante la Iglesia, esta maternidad fecunda de la Iglesia. Ser cristiano no es hacer una carrera en una oficina para volverse abogado o un médico cristiano; no. Ser cristiano es un don que nos hace ir hacia delante con la fuerza del Espíritu en el anuncio de Jesucristo”, destacó.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.