Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 25 noviembre |
Santa Catalina de Alejandría
home iconActualidad
line break icon

"Mi misión: que el mundo no olvide a los cristianos de Irak"

HCR/S. Baldwin

Des civils déplacés dans le gouvernorat de Duhok, en Iraq.

Alvaro Real - Cadena COPE - publicado el 21/10/15

El obispo Alberto Ortega, español, ha sido recientemente nombrado nuncio para Irak y Jordania

“Entiendo mi misión como la de transmitir y hacer presente el abrazo del Papa”, explica monseñor Ortega que agradece la acogida que está teniendo: “Me han llegado mucho mensajes. Me están esperando con mucho cariño. He encontrado una preciosa respuesta”.

A su ordenación asistieron el Patriarca de Babilonia, de los Caldeos, Monseñor Louis Sako, y el Patriarca Siro-Católico. “Quiero seguir una amistad con ellos, que es una de las misiones del Nuncio del Papa”, destacaba el nuevo representante pontificio en Jordania e Iraq en el programa El Espejo de COPE.

El nuevo Nuncio explicó la situación en Jordania: “En Jordania la situación es más fácil. Es el único país con una cierta estabilidad. Es un país donde la Casa Real aprecia y reconoce el valor de los cristianos y donde se ha cuidado la relación entre cristianos y musulmanes. Una visión bonita y más moderada del Islam”.

Más difícil es la situación de su segundo destino: Iraq. De los cristianos que allí viven destaca: “Han perdido todo para mantener su fe, su relación con Jesucristo. A la luz de su testimonio podemos aprender de ello”. Viven en una situación muy complicada: “Tienen mucha necesidad de ayuda. A largo plazo ayudarles en la educación y ayudarles a que un día puedan regresar a sus hogares”.

Sobre los que se han quedado en Iraq afirma que tienen “un gran amor a la Iglesia y a su país” y pide estar cerca de ellos:  “Había una relación bonita entre cristianos y musulmanes, hasta que aparecen estos extremistas que se aprovechan y tratan mal a los cristianos”.

El nuevo Nuncio en Jordania e Iraq termina sus respuestas mandando un mensaje a todos los cristianos: “Lo más importante es no olvidar a estos cristianos. Cuando sucede una tragedia estamos presentes y luego pierde interés. Acompañarles con su oración y aprender de su testimonio. Vamos a cuidar nuestra fe. Ese tesoro que tenemos”, destaca monseñor Ortega.

Tags:
irakjordania
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
IOTA
Lucía Chamat
La Virgen que se mantuvo en pie tras el impac...
Aleteia Team
Fotografiaron el martirio de este sacerdote p...
Orfa Astorga
¿Hasta qué edad es sano vivir en casa de los ...
Redacción de Aleteia
7 señales de personas con “depresión escondid...
Sempre Família
6 hábitos destructores de matrimonios y cómo ...
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida ...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.