Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
domingo 01 agosto |
San Alfonso María de Ligorio
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Qué hacer cuando el cónyuge mantiene relaciones homosexuales?

Helen-Adilia-Arceyut-Frixione-CC

Henry Vargas Holguín - publicado el 02/10/15

La homosexualidad está estrechamente vinculada a la nulidad matrimonial

Ayuda discernir hasta qué punto la relación homosexual es una expresión profunda de su persona o ha sido una experiencia aislada, pero si el cónyuge mantiene relaciones íntimas con personas del mismo sexo, el matrimonio podría ser nulo por vicios de consentimiento y lo más adecuado podría ser iniciar un proceso de nulidad matrimonial, es decir, declarar que no hubo matrimonio.

Dentro de las causas que son motivo de nulidad del matrimonio canónico están: los impedimentos dirimentes, los vicios del consentimiento y las violaciones a la forma de celebración.

El vínculo matrimonial surge del consentimiento, siendo éste el elemento más decisivo del pacto conyugal y el que contiene su eficacia causal propiamente dicha. Por eso el consentimiento no puede ser suplido por el ordenamiento jurídico.

Y si el consentimiento es anómalo o está viciado, el matrimonio mismo es inválido o nulo. Luego es imposible reconocer como válido un matrimonio cuando ha intervenido algún vicio que afectó el consentimiento de los contrayentes o de uno de ellos.

La homosexualidad presenta una estrecha vinculación con la nulidad matrimonial, puesto que en los matrimonios contraídos por un homosexual concurren, normalmente, dos hechos con fuerza invalidante del consentimiento intercambiado.

¿Cuáles son estos dos hechos? El error (por parte del cónyuge heterosexual) y la incapacidad consensual (por parte del cónyuge homosexual).

EL ERROR se refiere al desconocimiento que la persona tenía de la condición homosexual de su cónyuge.

La heterosexualidad es una cualidad tan sustancial e identificativa de la persona, en cuanto cónyuge, que se cree presupuesta en la persona con quien se desea contraer matrimonio.

El Código de derecho canónico dice: “El error acerca de la persona hace inválido el matrimonio” (1097, 1).

Este error suele jugar un papel determinante en el origen del consentimiento pues lleva a la persona a tomar la decisión de contraer un matrimonio al que no accedería en caso de conocer previamente la verdadera tendencia sexual en su pareja.

Es un agravante el dolo, cuando la persona homosexual oculta su condición de homosexual.

De esta manera, “quien contrae el matrimonio engañado por dolo provocado para obtener su consentimiento, acerca de una cualidad del otro contrayente, que por su naturaleza puede perturbar gravemente el consorcio de vida conyugal, contrae inválidamente” (CIC 1098).

LA INCAPACIDAD CONSENSUAL (por parte del cónyuge homosexual) es la imposibilidad de asumir las obligaciones esenciales del matrimonio por causas de la naturaleza psíquica.

¿Qué causas? Sin privarlo del uso de razón ni impedirle la discreción de juicio, existen ciertos trastornos psicosexuales que afectan la estructura personal del sujeto que le imponen una incapacidad psicopatológica de cumplir las obligaciones esenciales del matrimonio.

Hay antecedentes en casos de ciertos tipos de homosexualidad y de promiscuidad sexual.

Y hay unanimidad en los canonistas en afirmar que la verdadera condición homosexual provocará directamente la incapacidad del sujeto para asumir y cumplir las obligaciones esenciales del matrimonio.

¿Por qué? La orientación sexual profunda del homosexual tiene un significado verdaderamente constitutivo de la persona que afecta su dimensión conyugal por la posible incapacidad de constituir el consorcio de toda la vida con su cónyuge –que exige al menos una cierta capacidad de relación y entrega interpersonal a todos los niveles (amoroso, afectivo, sexual, etc.)-; afecta a la complementariedad entre un varón (en el sentido pleno de la palabra) y una mujer (en el sentido pleno de la palabra). “El matrimonio es un consorcio permanente entre un varón y una mujer” (Codigo de Derecho Canónico, 1096).

En este sentido el derecho canónico admite la incapacidad del homosexual verdadero – sea exclusivo o preferente- para constituir con una persona de distinto sexo esa comunión de vida psico-sexual que es y debe ser el  matrimonio.

El homosexual, pese a la “normalidad” de sus facultades intelectuales y volitivas (de voluntad), parece incapaz de tener la discreción de juicio necesaria en la vida matrimonial.

Es decir, por su orientación sexual, la parte homosexual podría carecer de la capacidad necesaria para hacer nacer un consorcio heterosexual perpetuo, armónico y exclusivo como es el matrimonio y, causaría la invalidez del matrimonio por la incapacidad para asumir las obligaciones esenciales del matrimonio.

“Son incapaces de contraer matrimonio quienes no pueden asumir las obligaciones esenciales del matrimonio por causas de naturaleza psíquica” (Código de Derecho Canónico 1095,3).

Tags:
derecho canonicohomosexualidadmatrimonionulidad matrimonialsexualidad
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
4
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
5
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
6
Esteban Pittaro
La última canción de Jairo a su esposa, fallecida tras 50 años de...
7
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.