Aleteia

¿Existe alguna relación entre el satanismo y la práctica del aborto?

© Ondřej Vaněček
Comparte

El satanismo siempre promueve prácticas transgresoras y aberrantes, promotoras de la muerte…

Recientes noticias han revelado el vínculo entre algunas prácticas y creencias satánicas con el aborto. Si bien no se puede inferir una relación directa entre la práctica del aborto y los cultos satánicos, hay casos concretos que se han hecho públicos donde se manifiesta con claridad.

En agosto de este año, se conoció que el grupo Templo Satánico de Detroit (Michigan, Estados Unidos), que había inaugurado recientemente una estatua dedicada a Baphomet, reunió más de 30 mil dólares para financiar una batalla legal en defensa del «derecho al aborto» y así evitar que sus fieles embarazadas sean «sometidas» a recibir información previa sobre el proceso del aborto. Apelando a la libertad religiosa, defienden sus «derechos reproductivos religiosos». El portavoz de este grupo, Lucien Greaves, afirmó que en su religión se considera el aborto como uno de sus sacramentos.

Este mes de septiembre se dio a conocer una extensa entrevista a un ex-satanista, Zachary King, quien confesó que varios ritos satánicos se llevaban a cabo dentro de clínicas abortistas.

Desde sus inicios en la adolescencia dentro del satanismo, confiesa que fue invitado a participar de una celebración donde se buscaba dejar embarazada a un miembro femenino de la secta para, con el correr de los meses, practicar un aborto ritual.

No es una novedad que los ritos satánicos siempre tienen como ofrenda el asesinato ritual de personas, bebés, y animales. Cuanto más aberrantes las prácticas, se considera más agradable a Satanás la ofrenda, por lo cual no es de extrañarse que incluyeran a los bebés no nacidos.

Solo alcanza recordar el asesinato en 1969 de Sharon Tate, esposa de Roman Polanski, a manos de los discípulos de Charles Manson, quien dio la orden de asesinar a todos los que estaban en la casa «de la manera más horripilante que puedan». La historia del satanismo en países europeos y en Estados Unidos, es escalofriante en cuanto a las crónicas de asesinatos rituales año tras año.

El satanismo siempre promueve prácticas transgresoras y aberrantes, promotoras del suicidio, de toda clase de homicidios, como también la necrofilia, beber sangre, canibalismo, torturas, etc. ¿Nos extraña que la práctica del aborto esté dentro del mundo satanista?

Aunque es obvio que la mayoría de las personas que apoyan el crimen del aborto lo hacen por razones ideológicas y no están necesariamente vinculadas al satanismo, no deja de ser escalofriante que el satanismo además de promover el aborto, lo utilice para fines cada vez más perversos.

 

Para profundizar:

¿Quién está detrás del monumento al diablo en Oklahoma?

¿Qué dice la Iglesia sobre el satanismo?

 

 

 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.