Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 03 diciembre |
San Francisco Javier
Aleteia logo
Actualidad
separateurCreated with Sketch.

La tragedia de los colombianos deportados

©EDELMIRO FRANCO / NOTIMEX

50903138. Cúcuta.-El puente internacional Simón Bolívar, situado sobre el río Táchira, principal cruce fronterizo entre Colombia y Venezuela, fue cerrado el pasado 22 de agosto, dividido en dos partes por una reja de alambre de púas que fue colocada por la Guardia Bolivariana.

Monica Ibáñez Sarco - publicado el 09/09/15

La manera como se ha procedido no ha sido la más humana, denuncian las víctimas

El 19 de agosto ha sido un día dramático para miles de familias colombianas. El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro ordenó que la frontera entre su país y Colombia se cierre deportando a aquellos colombianos que no tenían su situación legal en regla. La manera como se ha procedido no ha sido la más humana. El motivo de su acción, dice él, ha sido el paramilitarismo y el narcotráfico que no está dejando a su país prosperar.

Trato indigno

Muchas familias han regresado a Colombia sin sus pertenencias. La expulsión que han recibido por parte del estado venezolano ha sido traumática. Los agentes policiales de Maduro han dejado su huella por las precarias viviendas de la zona fronteriza y han marcado las paredes con una “D” de demolición, o han puesto una “R” de revisión.

Los colombianos que han sido deportados y han salido libremente de Venezuela por temor a sufrir represalias son de una cifra considerable. Ya no sólo están siendo expulsados aquellos que viven en aquellas zonas “problemáticas” para el gobierno de Nicolás Maduro sino que la semana pasada desde la capital, Caracas, deportaron unas 60 personas. Al parecer ya no se trata de poner orden en la frontera y su ilegalidad sino de cobrarle fuerte a Colombia el supuesto obstáculo que presenta para el progreso económico y social de su país vecino.

Todos vuelven

Las escenas que empezaron a circular desde el 19 de agosto en los periódicos son desconcertantes. Miles de familias angustiadas llevando sobre sus hombros algunos bienes para poder ubicarse, si es que encuentran algún lugar, en su país natal. Los albergues que estaban destinados para acoger a estos desplazados han llegado a su límite. Los niños desubicados e inseguros y temerosos frente al maltrato de algunos agentes venezolanos, como han declarado en varios medios de prensa. Familias separadas por tal arrebato político no saben cuándo volverán a juntarse.

Hasta el momento aparecen cerca de 10.000 colombianos que salieron de manera apresurada para no correr la misma desgracia de los 1.381 deportados. La ciudad de Cúcuta ubicada en el Norte de Santander ha recibido a 1.097 connacionales, mientras que Arauca acogió a 60 y Maicao, 224.

Opción por el diálogo

En lo que lleva la crisis que ha desatado esta situación de deportación muchos se han pronunciado para que ambos mandatarios: Nicolás Maduro y Juan Manuel Santos dialoguen con intención de encontrar una salida proporcional a los acontecimientos. Incluso ambos han salido en los medios expresando su disposición para concretar este diálogo pero hasta el momento nada se ha dicho.

Los Obispos de Colombia y Venezuela también han manifestado la necesidad de concertar un diálogo de alto nivel que solucione la crisis. «Invitamos a buscar soluciones a los problemas de la frontera entre los dos gobiernos, no para insultarse, no para excluirse, sino para buscarle el beneficio y el bienestar a esos pueblos que sufren», declaró Mons. Roberto Luckert León, Arzobispo de Coro, en Venezuela para la página oficial de la Conferencia Episcopal de Colombia.

Tags:
colombiadeportacionesvenezuela
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.