¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

¿Pagarías por encontrar un trabajo para tu hijo?

public domain
Comparte

El drama del desempleo en España y sus consecuencias familiares

“Pensionista ofrece 5.000 euros a empresa que contrate a su hijo en paro, cualificado, responsable y trabajador, buen expediente profesional, según contrato cantidad negociable, privacidad absoluta”. En sólo 25 palabras un padre muestra el dolor y la desesperación que sufre al ver que su hijo, en paro, no encuentra trabajo.

Se trata de un anuncio de prensa, que fue publicado en el periódico español “Heraldo de Aragón” y que ofrece un gran dilema ante el drama del paro juvenil en España. ¿Pagarías para que tu hijo encontrara trabajo? ¿Ofrecerías dinero a la empresa que diera un empleo a tu hijo? ¿Es la única alternativa que queda ante este sufrimiento?

“Mi hijo está desesperado. Como padre no puedo ver su dolor sin hacer nada. Puede que el anuncio me haga parecer indigno, pero hace tiempo que perdí la vergüenza”, afirmaba este padre, cuya identidad ha preservado el diario y que expresa, con total gravedad, lo que significa un trabajo: no es sólo ganar dinero, hablamos de tener dignidad, de sentirse útil, de poder ganarse la vida con “el sudor de su frente”.

“Donde no hay trabajo falta la dignidad”

Papa Francisco ya mostró durante su Homilía en Santa Marta del 1 de mayo 2013  su preocupación ante el drama del desempleo.

En ella explica cómo nos encontramos ante un sistema económico que ya no es capaz de crear trabajo, por “ha puesto en el centro un ídolo, ¡que se llama dinero!”.

Este padre español, con este anuncio nos ofrece un ejemplo práctico de cómo el dinero no es lo más importante. Para este padre lo importante es que su hijo tenga un empleo digno, que se sienta útil, que pueda realizarse, que no se sienta como un descartado, que no se sienta como una sobra de la sociedad.
Para ello, no duda en ofrecer al ídolo actual del sistema económico: ofrece dinero. 5.000 euros es muchísimo dinero para un hombre jubilado, pero que será poco si consigue que su hijo vuelva a sentir dignidad. “Donde no hay trabajo falta la dignidad”, explicaba el Papa en dicha homilía.


La lógica del capital duele, hiere y mata

La Hermandad Obrera de Acción Católica explicaba en su última Asamblea General cuáles eran las consecuencias del drama del desempleo: “sufrimiento y deshumanización”, ó “descarte de vidas humanas y negación de la dignidad de la persona desde la lógica del capital que duele, hiere y mata”.

Nos encontramos ante un mundo donde el dinero se ha convertido en un dios. El mundo del trabajo está basado en el rendimiento económico y el trabajador es un mero instrumento al servicio del beneficio de la empresa.

El ejemplo de este padre español remueve nuestra conciencia y nos hace plantearnos: ¿Acaso el trabajo es sólo una manera de ganarse la vida? ¿Acaso el trabajo sólo reporta dinero? Para él está claro que no. Hay muchas más cosas en el trabajo: relaciones sociales y personales, autoestima, participación en el sistema, valoración personal… Por eso, este padre no duda en ofrecer 5.000 euros. ¿Quién no daría todo lo que tiene por intentar conseguir la felicidad de su hijo?

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.