Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 08 diciembre |
San Ambrosio
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Lectio Divina: Lunes XX semana del tiempo ordinario

© Chris Yarzab

Fundación Ramón Pané - publicado el 17/08/15

Una guía para rezar con la Escritura

Invocamos al Espíritu Santo

Espíritu Santo llena de alegría y paz mi corazón y da sabiduría a mi mente para poder entender la Palabra de Dios. Amén

Evangelio según San Mateo 19,16-22.

Luego se le acercó un hombre y le preguntó: "Maestro, ¿qué obras buenas debo hacer para conseguir la Vida eterna?".
Jesús le dijo: "¿Cómo me preguntas acerca de lo que es bueno? Uno solo es el Bueno. Si quieres entrar en la Vida eterna, cumple los Mandamientos".
"¿Cuáles?", preguntó el hombre. Jesús le respondió: "No matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, honrarás a tu padre y a tu madre, y amarás a tu prójimo como a ti mismo".
El joven dijo: "Todo esto lo he cumplido: ¿qué me queda por hacer?".
"Si quieres ser perfecto, le dijo Jesús, ve, vende todo lo que tienes y dalo a los pobres: así tendrás un tesoro en el cielo. Después, ven y sígueme".
Al oír estas palabras, el joven se retiró entristecido, porque poseía muchos bienes.

Palabra del Señor

1. Lectura, ¿Qué dice el texto?

"Si quieres ser perfecto, le dijo Jesús, ve, vende todo lo que tienes y dalo a los pobres: así tendrás un tesoro en el cielo. Después, ven y sígueme".

2. Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?


Cuando el hombre se acercó a Jesús, evidentemente él estaba cumpliendo perfectamente los mandamientos, pero el hecho de declarar y cumplir los mandamientos no quiere decir que el corazón está dispuesto, y aquí lo vemos en este texto: muchos cumplen los mandamientos pero su corazón es duro, no es humilde, no se entrega, no tiene caridad, no tiene misericordia, no da verdadero amor, están apegados, arraigados a la mundanidad.

¿Soy de los que cumple los mandamientos y rituales, pero mis acciones y actitudes carecen de misericordia, humildad y amor verdadero? ¿Comprendo que el Señor quiere que siempre entreguemos lo más que podamos a los pobres de espíritu, a los pobres de fe, a los que no tienen mucho para poder subsistir en la vida? ¿Me doy cuenta de que el tesoro más grande es el poder dar para seguir al Señor, y que esto es la llave de la puerta del Cielo?

3. Oración, ¿Qué le decimos a Dios?

Señor, de qué vale que cumpla todos los mandamientos, de qué vale que vaya a diario a tu templo, de qué vale que lea tu Palabra, de qué vale que ore y rece el rosario constantemente, si mi corazón es duro, no tiene misericordia, no es humilde, no da amor, no se compadece de los necesitados y no se entrega por completo.

Si te queremos seguir debemos desprendernos y desapegarnos de todo lo que nos ata a la mundanidad y buscar atarnos al Cielo. Sé misericordioso con nosotros y ayúdanos a transformarnos y ser verdaderos seguidores tuyos.

Amén

4. Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

Después, ven y sígueme. (R)

5. Acción, ¿A que me comprometo con Dios?

Que esta reflexión del texto nos ayude a entender que para seguir al Señor no solo basta cumplir mandamientos y rituales, sino que nuestro corazón debe darse por completo y sin mirar nada.



Tags:
biblia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.