Aleteia

¿Conoces la extraordinaria labor del padre Pedro Opeka?

Friends of Father Pedro Charity-cc
Comparte
Comenta

Un héroe argentino nominado al Nobel de la paz, gracias a su gran obra en uno de los pueblos más marginados de Madagascar.

 


Con algunos hombres comienzan a sacar granito de la montaña convirtiéndolos en adoquines para poder ser vendidas como materiales para la construcción. Así nació la cantera en la que llegaron a trabajar 2500 personas que hasta ese momento estaban en la calle y vivían de la basura.  Aprovecharon también el basural para sacar abono natural que también se vendía.

Se prohibió vivir dentro del basural y se levantaron casillas precarias en los bordes del vertedero, para disminuir el riesgo sanitario. Luego, las casuchas fueron siendo reemplazadas por casas de ladrillo, de dos pisos, que él mismo iba levantando, a la par que enseñaba cómo hacerlo.

Las casas se convirtieron en un barrio, en dos, en tres. Hoy son 17 pueblitos que conforman una verdadera ciudad llamada Akamasoa ("buenos amigos”, en lengua malgache). Fueron construidas 2300 casas, creadas cuatro escuelas primarias, tres secundarias, un liceo: allí estudian 7000 alumnos. Y un jardín de infantes, al que van 200 chicos. Hay talleres de empleo, de bordados, confección, artesanía: 500 mujeres pasaron por esos cursos. Ahora trabajan 800 personas estables en la cantera. Hay cuatro dispensarios, un pequeño hospital y dos maternidades. Los colaboradores del padre Pedro llegan a 253, entre técnicos, docentes, médicos, enfermeros. Hay un dispensario, redes de agua potable y un comedor.
 
Akamasoa es hoy un ejemplo de cooperación y solidaridad. Por toda su obra y por ese ejemplo de cooperación y solidaridad, Mundo Negro (Misioneros Combonianos) ha decidido otorgarle el Premio Mundo Negro a la Fraternidad 2007.

El P. Opeka cuenta en la actualidad para estas obras, la ayuda de Manos Unidas, de la Comunidad Europea, del Principado de Mónaco y de otras muchas instituciones internacionales. Eslovenia y Mónaco lo han propuesto para el Premio Nobel de la Paz. Ha recibido numerosos premios y galardones a nivel internacional, entre los que destaca la Medalla de la Legión de Honor, máxima distinción francesa. Hasta el conocidísimo Jacques Costeau, que lo llamaba “soldado de la humanidad” hizo un documental sobre sus grandes obras y quienes conocen la trayectoria del padre argentino Pedro Opeka, dicen que su labor es sólo comparable con la de la Madre Teresa de Calcuta.
 
Fuente: Andrés Osojnik, Página 12; Revista Mundo Negro, nº 526, Febrero de 2008; somos.vicencianos.org
 
Se agradece la especial colaboración para corroborar la veracidad de los relatos, a la hermana de Padre Pedro Opeka; Luba Opeka Semik
 

Páginas: 1 2 3

Newsletter
Recibe Aleteia cada día