Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 03 diciembre |
Aleteia logo
Estilo de vida
separateurCreated with Sketch.

7 obras de la misericordia, preparando el año santo con papa Francisco: dar de comer al hambriento

©Aleteia

Dar de comer al hambriento 

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 09/08/15


Tras evocar a san Juan Pablo II, que en la inauguración de la Primera Conferencia sobre Nutrición, en 1992, puso en guardia a la comunidad internacional ante el riesgo de la “paradoja de la abundancia”, Francisco remarcó que no han cambiado demasiado las cosas.

Las mentiras sobre el hambre y la falta de solidaridad 

El Papa señaló tres retos urgentes para la comunidad internacional y para cada persona que puede aplicar soluciones y acciones concretas contra el hambre:

“Hay pocos temas sobre los que se esgrimen tantos sofismas como los que se dicen sobre el hambre; pocos asuntos tan susceptibles de ser manipulados por los datos, las estadísticas, las exigencias de seguridad nacional, la corrupción o un reclamo lastimero a la crisis económica. Este es el primer reto que se ha de superar”.

El segundo reto que se debe afrontar es la falta de solidaridad”, indicó Francisco en medio de más aplausos de la Asamblea. “Nuestras sociedades se caracterizan por un creciente individualismo y por la división; esto termina privando a los más débiles de una vida digna y provocando revueltas contra las instituciones. 

Bono, el famoso cantante de la banda irlandesa U2, ha lanzado un “llamado por un mundo sin hambre”. El artista, en un videomensaje emitido en la Expo de Milán durante la presentación del libro Terra e cibo (Tierra y comida) a cargo del cardenal Peter Turkson, presidente del Consejo Pontificio Justicia y Paz, dijo a los poderosos de la Tierra: “Escuchen a Papa Francisco, acaben con la corrupción”. 

Cuando falta la solidaridad en un país, se resiente todo el mundo, advirtió. En efecto, la solidaridad es la actitud que hace a las personas capaces de salir al encuentro del otro y fundar sus relaciones mutuas en ese sentimiento de hermandad que va más allá de las diferencias y los límites, e impulsa a buscar juntos el bien común” sostuvo.

Acto seguido, en el tercer reto, el Pontífice habló de la necesidad creciente de amor, justicia y paz en las comunidades y naciones.

“A los Estados, concebidos como una comunidad de personas y de pueblos -continuó- se les pide que actúen de común acuerdo, que estén dispuestos a ayudarse unos a otros mediante los principios y normas que el derecho internacional pone a su disposición", indicó.

"Una fuente inagotable de inspiración es la ley natural, inscrita en el corazón humano, que habla un lenguaje que todos pueden entender: amor, justicia, paz, elementos inseparables entre sí", afirmó.

"Como las personas, también los Estados y las instituciones internacionales están llamados a acoger y cultivar estos valores, en un espíritu de diálogo y escucha recíproca. De este modo, el objetivo de nutrir a la familia humana se hace factible” añadió.

  • 1
  • 2
Tags:
año santohambrepapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Oración




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.