Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 16 septiembre |
San Cornelio y san Cipriano
home iconEspiritualidad
line break icon

Lectio Divina: Domingo XVI semana del tiempo ordinario

© Michal / CC

https://www.flickr.com/photos/miqul/447432278

Fundación Ramón Pané - publicado el 19/07/15

Estos rasgos de Jesús, están impregnados de un gran ardor apostólico, y misionero. Jesús ve la realidad que lo rodea sin ser indiferente a ella. Pero no se queda ahí, sino que pasa por su corazón todo lo que ve, conmoviéndose. Esta es la misericordia de Jesús.

En este caso Jesús ve a la multitud, y se conmueve porque estaban como oveja sin pastor. Es una imagen muy apropiada para explicar la soledad de una multitud que no llega a ser propiamente una comunidad. Cuando una oveja está sin pastor, difícilmente encuentra el camino correcto para regresar, y se expone a muchos peligros que la acechan; ladrones, fieras, falta de alimento.

“Y se puso a enseñarles muchas cosas”. Jesús no solo ve y se conmueve, sino que responde, se pone inmediatamente en acción. Ante una muchedumbre hambrienta, desordenada, y sin rumbo, ahora encuentran en Jesús, su buen pastor que los congrega y los hace comunidad.

Reconstruimos el texto:

    ¿Qué hacen los Apóstoles al reunirse con Jesús?
    ¿A dónde los invita a ir el Señor? ¿Para qué?
    ¿Por qué dice la Palabra que no tenían tiempo ni para comer?
    ¿A dónde se dirigen entonces? ¿En qué medio lo hacen?
    ¿Qué ocurre con la multitud, al momento de la partida de Jesús y sus discípulos?
    ¿Qué le ocurre a Jesús al desembarcar, y encontrarse con la multitud?
    ¿Con qué compara Jesús a la multitud? ¿Qué hace Jesús con ellos?

2.- MEDITACIÓN: ¿Qué me o nos dice Dios  en el texto?

Hagámonos unas preguntas para profundizar más en esta Palabra de Salvación:

¿Me acerco al Señor, para contarle a través de la oración, todo lo bueno y bello que ocurre en mí vida discipular? ¿Pongo en sus manos también mis preocupaciones, miedos, y todo aquello que me frena para testimoniar su presencia en mi vida?

¿Y me acerco al sacramento de la confesión? ¿Entiendo que además de mi cercanía en la oración, puedo experimentar la reconciliación, y el perdón de Dios que me une más a Él?

¿Estoy necesitando hoy un momento para descansar? ¿A partir de la lectura del Evangelio de este domingo, comprendo que el descanso esta estrechamente unido a la presencia, y cercanía del Señor? ¿En medio del embrolle cotidiano de actividades, me acuerdo de dedicarle un tiempo al Señor? ¿Cómo vivo el día Domingo? ¿Es para mí un día de descanso, y ofrecido a Dios?

¿Qué me dice a mí ver estos rasgos de Jesús que: “ve y se conmueve”? ¿Intento llevar este estilo a mi vida? ¿Veo, o muchas veces soy indiferente a quienes me rodean? ¿Las situaciones personales de los demás, pasan por mí vida, sin dejar huella, es decir sin conmoverme? ¿Intento configurarme cada día más a los rasgos de Jesús?

¿Cuáles son las ovejas sin pastor de hoy en la sociedad en que vivo? ¿Qué siento por ellas? ¿Creo que sí conocieran a Jesús, o si se encontraran con el sus vidas pudieran cambiar, es decir pudieran encontrar en Él un pastor? ¿Me acerco a ellas, y doy testimonio como lo hizo Jesús enseñándoles?

3.- ORACIÓN: ¿Qué le digo o decimos a Dios?

Orar, es responderle al Señor que nos habla primero. Estamos queriendo escuchar su Palabra Salvadora. Esta Palabra es muy distinta a lo que el mundo nos ofrece y es el momento de decirle algo al Señor.

El Señor es mi pastor, nada me falta.
En verdes praderas me hace reposar,
me conduce a fuentes tranquilas
y recrea mis fuerzas.
Me guía el sendero adecuado
haciendo gala su oficio.

Aunque camine por lúgubres cañadas,
ningún mal temeré, porque tú vas conmigo;
tu vara y tu bastón me defienden.

Preparas ante mí una mesa
en presencia de mis enemigos;
Me unges con perfume la cabeza,
y mi copa rebosa.

 ¡La bondad y el amor me escoltan

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
biblia

Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Arthur Herlin
Una biblia hallada en un infierno
2
Claudio de Castro
La oración que rezo después de comulgar
3
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
4
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: «Este vuelo tiene algo de despedida…»
5
EUCHARIST
Philip Kosloski
Esta hostia eucarística fue filmada sangrando y latiendo como un ...
6
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa al clero: «Por favor ¡no más homilías largas de 40 minuto...
7
IMAGINE
Angeles Conde Mir
El Vaticano hace las paces con “Imagine” de John Lennon
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.