Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 15 mayo |
San Matías
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco: La ambición de dinero es el estiércol del diablo

Patricia Navas - publicado el 09/07/15

El futuro de la humanidad está fundamentalmente en manos de los pueblos, afirma en el Encuentro de Movimientos sociales y populares celebrado en Bolivia

Duras palabras del Papa Francisco contra el sistema global que “ha impuesto la lógica de las ganancias a cualquier costo sin pensar en la exclusión social o la destrucción de la naturaleza” resonaron este jueves 9 de julio en la feria Expocruz de Santa Cruz (Bolivia), en la clausura del II encuentro mundial de los Movimientos sociales y populares.

“Se están produciendo daños tal vez irreversibles en el ecosistema, se está castigando a la tierra, a los pueblos y las personas de un modo casi salvaje”, denunció entre los aplausos de los dirigentes de movimientos sociales que le escuchaban, con los que ya se había reunido hace unos meses en Roma en la primera edición del encuentro.

“Y detrás de tanto dolor, tanta muerte y destrucción, se huele el tufo de eso que uno de los primeros teólogos de la Iglesia, Basilio de Cesarea, llamaba «el estiércol del diablo» -afirmó-. La ambición desenfrenada de dinero que gobierna, ese es el estiércol del diablo”.

“El servicio para el bien común queda relegado –constató-. Cuando el capital se convierte en ídolo y dirige las opciones de los seres humanos, cuando la avidez por el dinero tutela todo el sistema socioeconómico, arruina la sociedad, condena al hombre, lo convierte en esclavo, destruye la fraternidad interhumana, enfrenta pueblo contra pueblo y, como vemos, incluso pone en riesgo esta nuestra casa común, la hermana y madre Tierra”.

Francisco afirmó que las múltiples exclusiones e injusticias destructoras que se viven en el mundo –campesinos sin tierra, familias sin techo, trabajadores sin derechos, personas heridas en su dignidad- “responden a un sistema que se ha hecho global”.

Esperanza, tareas

Sin embargo el Papa ha comprobado en sus viajes, según reveló, que “existe una espera, una fuerte búsqueda, un anhelo de cambio en todos los Pueblos del mundo”. “Incluso dentro de esa minoría cada vez más reducida que cree beneficiarse con este sistema reina la insatisfacción y especialmente la tristeza”, dijo.

¿Su respuesta? Aunque reconoció que quizás no hay recetas, y que “ni el Papa ni la Iglesia tienen el monopolio de la interpretación de la realidad social ni la propuesta de soluciones a los problemas contemporáneos”, afirmó que “la globalización de la esperanza, que nace de los Pueblos y crece entre los pobres, debe sustituir esta globalización de la exclusión y la indiferencia”.

Y propuso tres tareas para el cambio: “poner la economía al servicio de los Pueblos”, “unir nuestros Pueblos en el camino de la paz y la justicia” y, quizás la más importante hoy, “defender la Madre Tierra”.

Para el Papa, “el futuro de la humanidad no está únicamente en manos de los grandes dirigentes, las grandes potencias y las élites; está fundamentalmente en manos de los Pueblos”.

En este sentido valoró la “capacidad de organizarse y promover alternativas creativas, en la búsqueda cotidiana de «las tres T» (trabajo, techo, tierra)” y la “resistencia activa al sistema idolátrico que excluye, degrada y mata”, y destacó que un cambio de estructuras eficaz pasa por “cambiar el corazón”.

En su opinión, ayudaría a este cambio “el trabajo mancomunado de los gobiernos, los movimientos populares y otras fuerzas sociales”, y las formas de economía popular y producción comunitaria.

El Papa abogó por “una economía verdaderamente comunitaria” que garantice a los pueblos dignidad, con acceso también a la educación, la salud, la innovación, las manifestaciones artísticas y culturales, la comunicación, el deporte y la recreación”.

Un cambio posible

Para Francisco, no es una utopía ni una fantasía una economía justa que cree “

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
boliviaeconomíajusticia socialpapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
3
Philip Kosloski
5 revelaciones sorprendentes del «tercer secreto» de Fátima
4
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa cuenta que vio un milagro por intercesión de la Virgen de...
5
POPE FRANCIS
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa instituyó el ministerio del catequista en la Iglesia
6
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
7
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.