Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
viernes 24 septiembre |
San Pío de Pietrelcina
home iconEspiritualidad
line break icon

Cómo Dios ve tus límites y errores (quizás te sorprenda…)

USAF/Tech-Sgt-Samuel-Morse-CC

Carlos Padilla Esteban - publicado el 07/07/15


 Eso me consuela. Nos hundimos juntos, nos salvamos juntos. Achicamos juntos el agua que nos moja los pies. Izamos las velas desgarradas.

Colocamos bien el timón que se mueve a veces a su antojo siendo poco dócil al rumbo marcado. Recogemos los remos caídos en medio del océano. Jesús en mi barca. Yo en la suya.

Porque mi barca es suya. O es la suya la que es mi barca. Ya no soy capaz de distinguirlo. Sólo sé que su fuerza me lleva a su lado por el mar. Y mi debilidad es la grieta por la que penetra la fuerza de su fuego.

Me gustan esos ideales altos que le dan viento a mis velas. Esos ideales que parecen inalcanzables y por ellos yo suspiro. Me gustan esos sueños elevados que llegan a las cumbres más altas.

Sin dejar de reconocer la pobreza de mis pasos, la debilidad de mis brazos. Sujetando la vela. Sosteniendo el timón. No importa. Jesús me da su fuerza y surcamos los mares. No tengo miedo, no tiemblo. O sí, no importa tanto. Cuando tengo miedo, miro la estrella, miro sus ojos, y confío. Camino, corro, me elevo, espero, me detengo. El ideal me lleva.

Dice el Padre José Kentenich: “Seguramente debiéramos cortar mucha cosa enfermiza, pero también, muchas cosas pueden permanecer. ‘Cada uno debe trazar sobre sí la imagen de lo que debe ser. Si no consigue realizarla, no satisface su aspiración’, decía Angelus Silesius. Cada uno tiene un determinado reflejo e impulso hacia Dios, y a éste puedo dedicarme[2].

Sueño con sus brazos adaptándose a la cruz de mi vida rota, herida, caída. Sueño con su vida mezclada en la debilidad de mi alma, confundida entre mis pasiones. Sueño con su fuego y mi paja ardiendo en sus manos sin consumirse.

Sueño despierto y dormido con lo que no soy y deseo, con lo que no poseo, con lo que sólo anhelo. Sueño con abrir con mis ojos los paisajes más maravillosos que Jesús para mí sueña.

Pretendo dibujarlos en el azul del océano, con pulso firme. Quiero tocar con mis dedos las cumbres que aún no descubro. Hollar su nieve. No tengo en mi mente nada que se le parezca al sueño que vibra dentro. ¡Cómo expresarlo en palabras!

Espero tocar el cielo con mis manos que no vuelan. Pero sé que si soy pobre, soy rico cuando le tengo a Él en mi vida, en mi barca rota, en mi voz que grita en medio de las olas. Y sé que si soy débil, y me alegro con mis debilidades, ¡paradojas de la vida!, su fuerza será mi estrella y sus manos harán de barca.

Me sorprende esa libertad de Pablo para hablar de su herida y de su espina. Una espina en la carne que marca sus pasos. O los detiene. O hace más lento su andar. Mucho se ha escrito sobre esta espina, sobre el aguijón de su carne. La gracia le basta.

Pero él pide la liberación. Y la gracia le tiene que bastar. Se ha hablado mucho del significado de esa espina. Se ha pensado en una enfermedad, o en el dolor por sus hijos que sufrían o perdían la fe, o en los fracasos apostólicos que experimentó en las iglesias por él fundadas…

No sabemos bien a qué se refería en concreto. Lo que es seguro es que pidió a Dios que le quitara el aguijón hasta tres veces. Y tres veces escuchó que la gracia de Dios le bastaba.

  • 1
  • 2
Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
JIM CAVIEZEL
J.P. Mauro
El impactante tributo de Jim Caviezel a la Virgen María
2
Ary Waldir Ramos Díaz
Papa Francisco: Puede que yo merezca insultos, pero la Iglesia no
3
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa Francisco afirma que la ideología de género es «diabólica...
4
crisis man
Marzena Wilkanowicz-Devoud
Los poderosos consejos de 3 monjes para vencer la desgana
5
ANMOL RODRIGUEZ
Domitille Farret d'Astiès
Atacada con ácido cuando era bebé, Anmol Rodriguez supera e inspi...
6
SINDONE 3D
Lucandrea Massaro
El Hombre de la Sindone, reconstruido en 3D: ¡Son verdad los Evan...
7
Christine Stoddard
5 pequeñas oraciones para disminuir el estrés y tener paz
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.