Aleteia logoAleteia logoAleteia
viernes 03 diciembre |
San Francisco Javier
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Lectio Divina: Viernes XIII semana del tiempo ordinario

© jclk8888

Fundación Ramón Pané - publicado el 03/07/15

Una guía para rezar con la Escritura

Fiesta de santo Tomás, apóstol

Invocamos al Espíritu Santo

Espíritu Santo llena de alegría y paz mi corazón y da sabiduría a mi mente para poder entender la Palabra de Dios. Amén

Evangelio según San Juan 20,24-29.

Tomás, uno de los Doce, de sobrenombre el Mellizo, no estaba con ellos cuando llegó Jesús.
Los otros discípulos le dijeron: "¡Hemos visto al Señor!". Él les respondió: "Si no veo la marca de los clavos en sus manos, si no pongo el dedo en el lugar de los clavos y la mano en su costado, no lo creeré".
Ocho días más tarde, estaban de nuevo los discípulos reunidos en la casa, y estaba con ellos Tomás. Entonces apareció Jesús, estando cerradas las puertas, se puso en medio de ellos y les dijo: "¡La paz esté con ustedes!".
Luego dijo a Tomás: "Trae aquí tu dedo: aquí están mis manos. Acerca tu mano: Métela en mi costado. En adelante no seas incrédulo, sino hombre de fe".
Tomas respondió: "¡Señor mío y Dios mío!".
Jesús le dijo: "Ahora crees, porque me has visto. ¡Felices los que creen sin haber visto!".

Palabra del Señor

1. Lectura, ¿Qué dice el texto?

"Si no veo la marca de los clavos en sus manos, si no pongo el dedo en el lugar de los clavos y la mano en su costado, no lo creeré".

En adelante no seas incrédulo, sino hombre de fe

"Ahora crees, porque me has visto. ¡Felices los que creen sin haber visto!".

2. Meditación, ¿Qué nos dice Dios en el texto?

Creo que no sólo Tomás pasó por esa incredulidad, sino también los demás apóstoles, además recordemos que cuando Jesús estuvo con ellos como ser humano, ellos veían sus milagros y aún así muchas veces dudaban, basta recordar lo que les dijo Jesús en la segunda multiplicación de los panes o cuando les dijo "Hombres de poca fe". Ahora en este mundo en el que vivimos que estamos bombardeados de tanta información, que muchos dicen o décimos tener la verdad y nos mienten o mentimos y luego nos damos cuenta que no es cierto, entonces perdemos o nos pierden la confianza y nos confundimos más. ¿Me comporto en muchas veces como Tomás?, ¿Que debo o debemos hacer para no ser hombres incrédulos, sino gente de fe?, ¿Cómo puedo lograr esto que Jesucristo me dice: ¡Felices los que creen sin haber visto!".?

3. Oración, ¿Qué le decimos a Dios?

Señor, ayúdame a tener fe siempre, en cada momento bueno y malo de mi vida, que no dude de que tu siempre estás conmigo cuidándome y guiando mis pasos, mi andar, mi vida.



Amén

4. Contemplación, ¿Cómo interiorizamos la Palabra de Dios?

En adelante no seas incrédulo, sino hombre de fe. (R)

5. Acción, ¿A que me comprometo con Dios?

Proponernos que en cada momento bueno o malo de nuestra vida, recordar que el Señor esta con nosotros y que él nunca nos abandona, "esto es fe".

Tags:
biblia
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.