Aleteia

¿Qué dice la Iglesia sobre la asociación Lumen Dei?

© Vatican
Comparte

La Congregación para los Institutos de Vida Consagrada hace pública una nota

Lumen Dei es una asociación eclesiástica, intervenida por la Iglesia, que nombró como Comisario Pontificio de la misma primeramente al cardenal Fernando Sebastián, arzobispo emérito de Pamplona, y posteriormente a monseñor Jesús Sanz Montes, arzobispo de Oviedo, que es su actual Comisario Pontificio.

El 24 de mayo de 2015, la Santa Sede, a través de la Sagrada Congregación para los Institutos de Vida Consagra y Sociedades de Vida Apostólica (S.C. IVC-SVA), emitió una resolución firmada por su cardenal prefecto, Joao Braz de Aviz, y por su arzobispo secretario, José Rodríguez Carballo, ofm, que ha obtenido la anuencia del Papa Francisco

En resumen, la Nota Informativa sobre Lumen Dei contiene los siguientes puntos esenciales (pincha aquí para leerla en su integridad):

1. La turbulenta historia de la Asociación Lumen Dei tuvo su máxima dificultad tras la muerte del fundador, el padre Rodrigo Molina: tensiones internas y externas, situaciones problemáticas en algunos de sus dirigentes en el orden moral y económico, confusión en las Constituciones, insuficiencia teológica y pedagógica en la formación, y una administración de bienes con puntos preocupantes (cf. n. 3-4).

2. Muchos miembros han abandonado la Asociación cuando la Iglesia les propuso un camino de discernimiento para solventar estos problemas y orientar esta Obra. Pero huboresistencia a aceptar las indicaciones de la Santa Sede a través de Visitadores y luego Comisarios Pontificios (4-6).

3. Los autodimitidos se han apropiado de unas propiedades que no les pertenecen: bienes muebles, inmuebles, vehículos y demás pertenencias, así como los archivos y documentación de la Asociación Lumen Dei, la cual sigue siendo reconocida legítimamente con todos sus derechos por parte de la Iglesia (cf. 7).

4. Hay un camino de acompañamiento de la Asociación, que propuso la Santa Sede el 13 de mayo de 2014 para encontrar el lugar eclesial de Lumen Dei, con su estatuto canónico correspondiente, la adecuada formación teológica y pedagógica, según el Vaticano II y el Magisterio reciente sobre la vida consagrada (n. 8).

5. Si los que han abandonado Lumen Dei se agrupasen de algún modo, no podrán hacer referencia alguna ni a Lumen Dei ni a su fundador. La ONG Prodein o ABC Prodein no tiene ninguna vinculación ya con Lumen Dei, ni tiene tampoco ninguna identidad eclesial. Esta organización no podrá realizar bajo ningún supuesto actividades pastorales, espirituales y sacramentales, debiendo cerrar las capillas u oratorios en sus sedes y centros (n. 9).

6. En medio de tantos avatares hay quien ha permanecido fiel a las directrices de la Iglesia sobre esta Asociación, siempre con la anuencia del Papa Francisco. La Iglesia reconoce en ellos al único Lumen Dei como heredero de la obra del fundador padre Rodrigo Molina. El Dicasterio, a través del Comisario Pontificio, seguirá ofreciendo atención y acompañamiento a esta querida Asociación Lumen Dei.

7. Los miembros que masivamente abandonaron Lumen Dei deberán ser informados de esta nota y considerar un regreso a la familia y obra del Padre Molina. Los sacerdotes que no lo hicieren deberán ir a las diócesis en las que están incardinados y ponerse a disposición de sus Obispos. Los seminaristas podrán integrarse en algún seminario diocesano, para el servicio ulterior de esa diócesis.

Pincha aquí para leer la Nota Informativa en su integridad.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.