Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 31 julio |
San Ignacio de Loyola
home iconEspiritualidad
line break icon

¿Sabes pedir ayuda? ¿Sabes darla?

Jorge Quinteros CC

Carlos Padilla Esteban - publicado el 19/06/15

Nos da miedo que conozcan cómo somos de verdad, mostrar la herida, la debilidad, la impotencia, nos escondemos detrás de nuestra fuerza

Hace unos días entró un gorrión en el santuario. Lo hizo con mucha facilidad. Por alguna ventana abierta, tal vez por la puerta. Pero luego, al querer salir, no encontró la salida. Después de horas de intentos fallidos, de chocar contra las ventanas, de piar pidiendo ayuda a otros gorriones que lo oían desde fuera, vio que no era capaz de salir.

Todos los que estábamos rezando en el santuario, sufríamos con el pobre gorrión. Sabíamos lo que estaba haciendo mal el pajarito. Subía demasiado alto, porque temía a los hombres y entonces no daba con la parte que estaba abierta de la ventana. El pobre gorrión no hallaba la salida. Nosotros sí que sabíamos la forma de salir. Pero el pajarito no pedía ayuda y no podíamos ayudarle. No nos entendíamos. No podíamos acercarnos.

Es verdad lo que leía el otro día: "Cuando estás enganchado, todo el mundo te dice lo que tienes que hacer, pero nadie te dice cómo tienes que hacerlo"[1]. El gorrión estaba indefenso y cansado. Pasaron las horas y por la noche, al apagar las luces del santuario, el gorrión vio la luz fuera, y encontró la salida. En la oscuridad de la noche pudo alcanzar la libertad.

Nosotros somos como ese gorrión. A veces nos metemos en líos con facilidad. Poco a poco, por alguna ventana abierta. Nos creamos dependencias, adicciones, nos complicamos la vida. Y luego, al intentar salir solos, no lo logramos.

Algunos que ven nuestra desolación y tristeza intentan mostrarnos la ventana abierta. Nosotros no pedimos ayuda. No sabemos pedir. ¡Cuánto nos cuesta reconocer que somos necesitados! ¡Qué difícil gritar al otro que nos muestre el camino de salida!

Vivimos en nuestro problema, agobiados, sin paz, obcecados, perdidos. Pero no pedimos ayuda. Nos da miedo que conozcan cómo somos de verdad. Nos da miedo mostrar la herida, la debilidad, la impotencia. Nos escondemos detrás de nuestra fuerza.

Huimos de los que pueden juzgarnos por nuestra debilidad. Por eso, tantas veces, aunque nos griten, no escuchamos. Y seguimos golpeando paredes y ventanas cerradas buscando una salida. Piamos, eso sí, con algo de amargura. Nos quejamos de nuestra mala suerte.

¡Cuánto cuesta aconsejar al que está cerca, sufriendo! Nos cuesta la reacción. Nos da miedo decirle la verdad sobre su vida a aquel que no la ve. A mí mismo me da miedo decírselo a los más cercanos. Es falso respeto. Esperamos a que él se dé cuenta. Y muchas veces no se entera. Dejamos que siga enredado en sus problemas. Y no le ayudamos.

Vivimos en un mundo muy individualista. Cada uno busca la salida sin pedir ayuda. Cada uno se salva a sí mismo. No queremos ser salvadores. Pero sí responsables de aquellas personas que se nos confían. Muchas veces peco por omisión. Callo. No actúo. Y me contento pensando que no puedo hacer nada. ¿Dónde me están pidiendo ayuda hoy? ¿A quién puedo ayudar a encontrar la ventana de salida?

[1] Carlos Chiclana, Atrapados por el sexo

Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
KEVIN CORDON
Pablo Cesio
Kevin Cordón, el deportista que entrenó en el salón de una iglesi...
2
Redacción de Aleteia
Un sacerdote católico acompañó a Lady Di la madrugada de su muert...
3
PRO LIFE FLAG PROJECT
Zelda Caldwell
Recién adoptada la bandera internacional pro-vida
4
HIDILYN DIAZ
Cerith Gardiner
Atleta filipina comparte con todo el mundo su Medalla Milagrosa t...
5
PRINCESS DIANA AND MOTHER TERESA
Mathilde De Robien
¿Sabías que la princesa Diana fue enterrada con un rosario?
6
NORWAY
Dolors Massot
La selección de balonmano playa de Noruega ya no quiere usar biki...
7
BECCIU
Ary Waldir Ramos Díaz
Comienza un juicio histórico por corrupción en el Vaticano
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.