¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Romero ya es Beato: Su opción por los pobres no era ideológica, sino evangélica

@DR
Comparte

Angelo Amato preside en San Salvador una fiesta de gozo y fraternidad

Ante más de 300.000 personas y en una ceremonia concelebrada por 15 arzobispos y unos 60 obispos de Latinoamérica, Norteamérica y de Europa y más de 1.300 sacerdotes, monseñor Romero fue, por fin beatificado.

“Una fiesta de gozo y fraternidad” destacó en su homilía el Cardenal Amato que recordó la vida del nuevo beato y cómo “su opción por los pobres no era ideológica, sino evangélica”.

Durante su exposición, el prefecto para la Congregación de la Causa de los Santos explicó que monseñor Romero “amó a su pueblo con el afecto y con el martirio, dando su vida por la paz" y mostró cómo aún hoy la Memoria de Romero continúa estando viva dando consuelo a los pobres y marginados.

En una sentida homilía interrumpida en varias ocasiones por los presentes, el cardenal Amato fue mostrando la figura del beato que nunca se separó de Cristo, e incluso “su sangre se mezcló con la sangre redentora de Cristo” a la hora de su martirio, un martirio que no fue una improvisación.

El prefecto de la Congregación terminó su intervención haciendo un alegato a la comunión y a la unidad de todos los hombres: “Romero no es un símbolo de división, sino de paz y concordia” y, si bien reconoció que “Romero pertenece a la Iglesia”, también “enriquece también a toda la humanidad”. “Romero es nuestro y de todos, es el profeta del amor de Dios y del prójimo”, concluyó.
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.