Aleteia

Avanzan los preparativos del viaje de Francisco al Ecuador

© Vanguardia Digital
Comparte

Obispos y fieles buscan los recursos para financiar la esperada visita

La Comisión organizadora del viaje apostólico del papa Francisco al Ecuador viene trabajando a un ritmo intenso. Esto es mediante sucesivos encuentros de las diversas comisiones de trabajo, en las cuales participan como un solo cuerpo los agentes pastorales, religiosos, presbíteros y los mismos obispos y arzobispos.

Concluida la presentación de la agenda del viaje este viernes 8, para todos está claro que el mayor dolor de cabeza no estará en organizar a las multitudes o redactar con claridad los discursos de bienvenida al santo padre, sino en cubrir el gasto que va a demandar la visita.

Confiar en la Divina Providencia

Durante la presentación del programa oficial, los voceros episcopales estimaron que la Iglesia necesitaría unos tres millones de dólares, lo cual "es dinero que no (se) posee, pero que ya empezó a fluir con la colaboración de benefactores anónimos", precisaron.

Los primeros gastos se han enfocado a la animación de los fieles para el recibimiento del papa Francisco. Para ello se imprimieron diversos cuadernillos para la reflexión de los fieles y miles de estampas que destacan la visita apostólica entre las parroquias.

Por su parte, en Guayaquil ya se habrían elaborado cerca de 250.000 kits que consisten en una camiseta, un rosario, los cuatro evangelios, folletos y  coloridos pañuelos (según zonas) que traen impresos el lema “A evangelizar con alegría”.
Otros gastos que trae la visita son las pancartas, movilidad y los objetos litúrgicos que se utilizarán en las multitudinarias misas ya previstas. El Gobierno tendrá otros gastos que están más relacionados con la seguridad, recibimiento, desplazamientos, pero estos aún no se han dado a conocer.

Hacia una buena comunicación

Para los voceros de la visita, dado que las misas televisadas serán seguidas en todo el mundo por cientos de millones de fieles, "se debe cuidar muy bien la liturgia, los cantos, las lecturas e incluso hasta la parte decorativa porque será una manera de transmitir al mundo lo que somos y conjugar la tradición de la Iglesia y la cultura del pueblo ecuatoriano”.

Para ello, la delegación ecuatoriana viene coordinando con autoridades de la Santa Sede que tienen amplia experiencia sobre temas de comunicación, liturgia, seguridad y manejo de grupos en eventos masivos.

Se conoció también que durante la visita de Francisco al presidente Correa en Quito, se ha previsto que los fieles acudan a la Plaza de la Independencia (donde está la sede de gobierno), con el fin de darle la importancia pastoral al viaje, y evitar así cualquier manifestación de tipo político durante el acercamiento de ambos líderes.

El papa Francisco estará en el país andino del 5 al 8 de julio. En Guayaquil solo estará el 6 de julio, mientras los otros días estará en Quito según programa.
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.