¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Renace antigua tradición rural de ayunos en diócesis de EEUU

Public Domain
Comparte

Los Días de Brasas: Miércoles de Ceniza en Primavera, Pentecostés en Verano, la Exaltación de la Santa Cruz en otoño y Santa Lucía

Un diácono de Estados Unidos, Eric Bertrand, asignado a las parroquias del Sagrado Corazón de Jesús en Chariton y de la Santísima Trinidad en Lacona, sintió un llamado especial a revivir una antigua tradición rural de ayuno y oración llamada Ember Days (Días de Brasas).

Al leer la invitación del Papa Francisco en la encíclica Evangelii Gaudium a despertar la devoción popular, y tras discutirlo con los diáconos rurales de su área, la diócesis ha visto el renacimiento de una práctica de gran significado para las gentes del campo.
 
Los Días de Brasas son fechas especiales en las que grandes solemnidades coinciden con los cambios de estaciones climáticas, por lo cual las comunidades rurales las aprovechaban para implorar a Dios buenas condiciones para su trabajo.

El Miércoles de Ceniza en Primavera, Pentecostés en Verano, la Exaltación de la Santa Cruz en Otoño y Santa Lucía en Invierno eran las fechas acostumbradas.
 
"Hubo mucho diálogo y discernimiento", resaltó Bertrand a Catholic News Service. "Comenzamos a explorar el llevar nuestra espiritualidad" a las granjas, explicó. Las familias que lo solicitan reciben una visita de un diácono o un sacerdote para bendecir sus campos, semillas e instrumentos de trabajo y encomendar su labor a Dios.
 

"Crecí en una granja, y uno es totalmente dependiente del agua que Dios provee, y hay en la agricultura un riesgo y una confianza", declaró el director de la Oficina de Culto de la Diócesis de Des Moines, donde se comenzó a practicar nuevamente la tradición de los Días de Brasas.

"Somos afortunados año tras año por que las cosechas sean abundantes. Esto no es verdad en todos los lugares y esa es una razón más para dar gracias".
 
La promoción de esta práctica devota es la oportunidad de dar más impulso a la pastoral rural. "Verdaderamente necesitamos traer nuestra vida espiritual a nuestra vida diaria y en nuestras ocupaciones y actividades rurales", exhortó el diácono Bertrand al periódico diocesano The Catholic Mirror.

"El cuidado que uno ha recibido de los bienes viene directamente de Dios -añadió- y uno pide su bendición y abandona su trabajo en sus manos".
 

Con información de Catholic News Service 
Artículo originalmente publicado por Gaudium Press
 
 
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.