¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Aleteia

Dolor del Papa por la muerte de dos niños en taller clandestino

© Antoine Mekary / Aleteia
Comparte

Los pequeños murieron el lunes calcinados al quedar atrapados en el incendio de un taller clandestino de Buenos Aires

El Papa Francisco manifestó que le causó "mucho dolor" enterarse de que dos niños murieron el lunes calcinados al quedar atrapados en el incendio de un taller clandestino del barrio de Flores de Buenos Aires (Argentina) y pidió que "nunca más sucedan estas cosas, fruto de injusticias".
 
En una carta dirigida al responsable de la organización social La Alameda, Gustavo Vera, el Pontífice hizo llegar su cercanía a todos los que sufren por esta tragedia y dijo que los acompañaba "en el dolor y el sufrimiento".
 
"A todos ustedes que están reunidos para orar por Orlando y Rodrigo Camacho les hago llegar mi cercanía y los acompaño en el dolor y el sufrimiento. Lo sucedido me causa mucho dolor", sostuvo en la misiva y agregó: "Estoy junto a ustedes y pido al Señor nos ayude a que nunca más sucedan estas cosas, fruto de injusticias".
 
"Con afectuoso cariño. Que Jesús los bendiga y la Virgen Santa los cuide", concluyó el Papa.
 
La carta que el Papa le remitió a la organización que lucha contra la trata de personas se leyó en el transcurso de la misa que se ofició en la esquina de Terrada y Páez, muy cerca del taller clandestino siniestrado.
 
La misa fue presidida por el obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Juan Carlos Ares, y concelebrada por el presbítero Néstor Guatta Cescuni, párroco de Nuestra Señora de la Visitación.
 

Artículo originalmente publicado por AICA
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.