¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Papa Francisco: ¿No se casan por feminismo? ¡Una invención machista!

Comparte

Catequesis dedicada a la belleza del matrimonio, el Papa preocupado por las separaciones, los pocos matrimonios y los jóvenes que no se quieren casar

No es verdad que las mujeres no quieren casarse por la emancipación feminista. Esa es una “forma de machismo” y "una injuria". Los hombres que sostiene esto hacen “el papelón que hizo Adán, cuando Dios le dijo: “¿Pero por qué has comido la fruta?”, dijo el Papa Francisco en la audiencia general de este miércoles 29 de abril en la plaza de San Pedro.

Hablando de las relaciones de pareja y los cambios de época, el Papa exhortó a una responsabilidad conyugal compartida. “¡Pobre mujer! ¡Debemos defender a las mujeres, eh! En realidad, casi todos los hombres y las mujeres querrían una seguridad afectiva estable, un matrimonio sólido y una familia feliz”. 

“Los cristianos, cuando se casan, no lo hacen por ellos mismos. Lo hacen para el beneficio de la entera comunidad y la sociedad” , indicó en su reflexión sobre el plan original de Dios sobre la pareja conformada por el hombre y la mujer

El matrimonio fiesta a la que Jesús participa 

En su nueva catequesis dedicada también al matrimonio, el Pontífice invitó a ver la unión sagrada entre hombre y mujer como un don, una alegría y una fiesta, como en las bodas de Caná, en las que “¡Jesús no sólo participó en ese matrimonio, sino que “salvó la fiesta” con el milagro del vino!”.

De esta manera, el Papa remarcó que Jesús hizo su primer milagro en la celebración de un matrimonio. “Ha sido un gesto de gran simpatía por la familia que nace, solicitado por la premura maternal de María”.
 
Con realismo sostuvo que hoy en día “no es fácil hablar del matrimonio como una fiesta que se renueva en el tiempo con las diferentes estaciones de toda la vida de los cónyuges”.
 
“Es un hecho que las personas que están casadas son cada vez menos. ¡Es un hecho! En muchos países en cambio aumenta el número de separaciones, mientras que disminuye el número de niños”.
 
Entretanto, explicó la dificultad que tienen los esposos “para mantenerse juntos – tanto como pareja y como familia”. El Papa señaló que los primeros en sufrir las separaciones son los niños. 

Es un escándalo que las mujeres ganen menos que los hombres 

El Papa dijo que “es un verdadero escándalo” que a paridad de trabajo las mujeres tengan un sueldo más bajo.
 
Además, afirmó que “como cristianos debemos ser más exigentes (respecto a la protección social de la ‘dignidad del matrimonio’), por ejemplo sostener la igual del derecho de remuneración para un similar trabajo, ¿por qué se da por cierto que la mujer debe ganar menos que el hombre? La disparidad es un puro escándalo”. 

Separaciones, pocos matrimonios y jóvenes que no se quieren casar
 
En su mensaje en español invitó a perder el miedo al fracaso y abandonarse a la gracia de Dios. “La presencia de Jesús en las bodas de Caná nos revela de modo nuevo la bondad y la dignidad del matrimonio a los ojos de Dios", explicó.
 
"Se trata de un mensaje cuya vigencia es más actual que nunca, precisamente en estos momentos en que en tantos países aumentan las separaciones y desciende el número de matrimonios -continuó-. Debemos reflexionar seriamente para comprender por qué los jóvenes de hoy no quieren casarse, a pesar de que casi todos desean una seguridad efectiva estable y un matrimonio sólido".
 
Perder el miedo a ser felices en el matrimonio
 
El Papa constató que "junto a otras causas, hay un miedo a equivocarse y fracasar que impide confiar en la gracia que Cristo ha prometido a la unión conyugal".
 
"El matrimonio consagrado por Dios protege esa unión entre el hombre y la mujer que el mismo Dios ha bendecido desde la creación del mundo, y que es fuente de paz y de bien para las personas y para la sociedad", afirmó.
 
"Los esposos que se casan en el Señor se transforman así en un signo eficaz del amor de Dios en el mundo -aseguró-. El mejor modo de mostrar al mundo de hoy la belleza y la bondad del matrimonio es el testimonio de vida de los mismos esposos y de la familia".

El Papa invocó la intercesión de la Virgen María por los esposos, especialmente por los que pasan por dificultades, para que vivan su matrimonio como un signo eficaz del amor de Dios

Luego, saludó a los peregrinos de lengua española, en particular a los grupos provenientes de España, Argentina, México, Costa Rica, Nicaragua, Uruguay, Chile y otros países latinoamericanos. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.