¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Papa Francisco: No olvides que Cristo está en los pobres de tu ciudad

© Flickr/Ted McGrath/Creative Commons
Comparte

El Pontífice envía un emocionante mensaje a personas sin techo en el estreno de una obra de teatro organizada por la Caritas de Roma

El Papa Francisco sorprendió este 28 de abril enviando un video-mensaje a los actores de un grupo teatral de personas sin techo que se preparaban a iniciar un espectáculo realizado en el marco de un programa de reintegración a la sociedad organizado por la Caritas de Roma.
 
“La pobreza es la gran enseñanza que nos dio Jesús cuando bajó a las aguas del Jordán para ser bautizado por Juan Bautista. No lo hizo por necesidad de penitencia, de conversión. Lo hizo porque quería ponerse en medio de la gente, la gente necesitada de perdón, en medio de nosotros pecadores, y cargarse el peso de nuestros pecados”, dijo.
 
El Papa indicó que “este es el camino que eligió para consolarnos, salvarnos, liberarnos de nuestra miseria. Es decir, lo que nos da verdadera libertad, verdadera salvación y verdadera felicidad es su amor lleno de compasión, de ternura y de compartir”.
 
Los actores venidos de situaciones de indigencia realizaron un guión de teatro basado en sus vivencias de abandono, frío y marginación. Ellos son los protagonistas del espectáculo “Si no fuera por ti” que se representó ayer en la noche en el Teatro Brancaccio en Roma y que contó con el abre telón de un huésped que cree mucho en ellos, el Obispo de la Ciudad eterna: Francisco.
 
¿Quién piensa que un sin techo sea una persona de la que aprender? ¿Quién piensa que pueda ser un santo?, preguntó el Papa a los asistentes de la obra y les invitó a ver a estos actores de la calle como personas con un mensaje de amor, esperanza y piedad. Ellos “no son un peso para nosotros”, sino "la riqueza sin la cual nuestros intentos de descubrir el rostro del Señor son vanos”.
 
Recordando la carta que recibió de ellos pocos días después de su elección como Pontífice, afirmó que, tal y como les respondió en su momento, les lleva “en el corazón y estoy a vuestra disposición”. Asimismo, recordó el trabajo paciente y fiel de los trabajadores de Cáritas e indicó que les siente “como mis manos, las manos del Obispo, en el tocar el cuerpo de Cristo”.
 
De esta manera, el Pontífice manifestó su deseo de que las personas antes de orar vean a los pobres y se arrodillen – metafóricamente- en veneración al Cristo que hay en ellos.  “¡Cuánto quisiera que se tocara la carne de Cristo presente en los necesitados de esta ciudad!”, añadió.
 
Asimismo, pidió que en su diócesis y en todas las ciudades del mundo haya una Iglesia piadosa y de brazos abiertos. Una Iglesia que “cada vez más sea madre atenta y cariñosa con los débiles”, porque “todos tenemos nuestras debilidades”, recordó el Papa. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.