¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Fue evangélica y ahora preside Radio María Venezuela

© RAP
Comparte

Desde hace más de 10 años, Venezuela es evangelizada a través de una emisora de identidad mariana

“Mientras estuve en la Iglesia evangélica sentía un gran vacío y necesitaba a Dios en mi vida. Pero ante ese vacío y necesidad de Dios que todo ser humano tiene, alguien me dijo: ¡hay una emisora que se llama Radio María, escúchala y reza el Rosario! Sintonicé la emisora cuando esta tenía como seis meses de haber salido, y enseguida me enganchó el sacerdote que estaba dirigiendo el programa En la senda del catecismo”.

El testimonio lo cuenta María Elena Barrios de Mujica, actual presidenta de Radio María Venezuela, 1450 AM, “Una espiritualidad hecha radio”. Ella, como otros radio escuchas, es fruto de la primera evangelización de esta emisora católica en Caracas.

Comenta que al principio prestaba más atención a las enseñanzas, pero cuando comenzaba el rezo del Santo Rosario, por respeto a María, bajaba el volumen”. Así se mantuvo durante ocho meses, sin embargo, “la Virgen hizo su trabajo”, dice con fe.

“En una ocasión dijeron que necesitaban voluntarios, y como yo trabajaba en el área de publicidad y mercadeo, dije, bueno, a lo mejor desde mi campo de trabajo puedo aportar algo a esta emisora que me ha fascinado”, refiere. Después conoció más en profundidad la emisora, a la Madre de Dios, y comenzó a rezar y promover el Santo Rosario.

En sintonía con el Papa Francisco

Luego de ocho años como voluntaria, María Elena Barrios pasó a ser miembro asociado y luego integrante de la junta directiva. Posteriormente fue propuesta como presidente de la emisora, cuyo cargo desempeña desde noviembre de 2011, tiempo en el que ha cumplido una intensa labor para revitalizar la emisora.

Sin desconocer la identidad, no obstante, “he tratado de darle un refrescamiento y abrir las puertas de todos aquellos que quisieran venir a  la Casa de María”, comenta.

Es una cierta manera de caminar en la onda del Papa Francisco. De hecho, refiere, tres veces al día se escucha La Voz del Papa y se difunde la audiencia semanal del Santo Padre. La programación aumentó de 39 a 72 programas, 24 horas en vivo”.

“A nivel promocional también se le ha dado impulso porque la radio sale a la calle, transmite desde los barrios, ancianatos, las misas solemnes, ordenaciones y otras actividades de la Iglesia tanto en Caracas como en el interior del país”, explica.

“Una de las características actuales, y que siempre ha tenido Radio María Venezuela, es la interactividad con el radio oyente”, comenta María Elena. También está el hecho de llegar a varias regiones del país, entrelazar programas desde algunas diócesis venezolanas, y está en proyecto fomentar la ampliación de la emisora, y motivar y apoyar el posible surgimiento de otras RM en algunas ciudades venezolanas.

“¿Cómo es posible que corten el Rosario?”

Por su parte, Pedro Raimundo Moreno y Gladys Bermúdez, primer presidente y secretaria de Radio María Venezuela, 1450 AM, respectivamente, además de ser miembros fundadores, indican que la emisora salió por primera vez al aire el 1 de noviembre de 2004.

De esta manera se hizo realidad el sueño de una emisora mariana que revoloteaba desde 1997. Salió bajo el eslogan “Una radio católica en tu casa”, que luego cambiaría a “Una espiritualidad hecha radio”.

Luego de los trámites ante la World Family Radio María, su aprobación y constitución de la primera junta directiva, la emisora sale al aire en la misma frecuencia en la que anteriormente existía una de corte seglar.

De inmediato los radioyentes con el cambio de programación llamaron a la estación protestando, maldiciendo, profiriendo obscenidades, groserías, amenazas, insultos, diciendo que éramos unos locos”, dice el documento facilitado por María Elena.

Páginas: 1 2

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.