¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete a nuestra newsletter

Recibe Aleteia gratis directamente por email
Aleteia

Canal Orbe 21, una señal de TV católica sin olor a sacristía

captura CANAL 21BsAs
Comparte

Su nueva programación fue presentada en España

Nació por impulso del entonces cardenal Jorge Bergoglio. Su nueva programación fue presentada esta semana en España. Además de la Argentina y España, llegará a Chile, Colombia Perú y Venezuela.

Luego de presentarse en la Conferencia Episcopal Argentina, las autoridades del canal Orbe 21, señal del arzobispado de Buenos Aires, viajaron a Madrid para presentar ante medios de comunicación en la capital española la nueva programación de su señal.

En menos de diez años, el canal no sólo alcanzó gran parte del territorio argentino -logro en sí mismo-, sino que además consiguió cruzar las fronteras y estar pronto a emitirse en España, Chile, Colombia y Venezuela.

Ya cuando en julio de 2007 el Canal 21 del arzobispado de Buenos Aires inició sus emisiones, su identidad era clara. No aspiraba a ser un canal católico abocado, por ejemplo, a la transmisión de la misa a toda hora y al rezo del Rosario, notables servicios que con gran eficiencia ya realizan otras señales.

Con pocos programas, cuidados en su calidad, aspiraba a cumplir su misión de “alcanzar el enriquecimiento espiritual y cultural de nuestros pueblos”.

Entre sus emblemáticas producciones de sus primeros años está Biblia, diálogo vigente, programa en el que dialogaban sobre las Sagradas Escrituras el teólogo protestante Marcelo Figueroa, el rabino Abraham Skorka, y el arzobispo Jorge Bergoglio.

Fruto de un rico diálogo interreligioso y la amistad entre los conductores, el programa mostraba, en algunos casos, apasionados diálogos sobre la Biblia, sostenidos en el respeto y la admiración que entre los tres se tenían.

Basta ver la actitud de escucha de Bergoglio y Figueroa ante las conmovedoras citas en voz de Skorka para aprender más de una lección sobre cómo debe afrontarse el diálogo interreligioso.

Pero más allá de ese programa no había en el canal mucha más presencia concreta del cardenal Bergoglio. Acaso en la escasa autorreferencialidad que su mentor le impulsaba, y que su sucesor el cardenal Mario Poli continuó, es que de a poco el canal comenzó a ofrecerse como canal al servicio de la Iglesia argentina, independientemente de su dependencia estructural del arzobispado. Con ese propósito, comunicó distintos hitos de la Iglesia en distintas partes del país y el mundo

Tras la elección del Papa Francisco, y el impulso que la empresa Telefónica le acercó, Canal 21 se propuso cruzar las fronteras y se convirtió en Orbe 21.

Durante el lanzamiento de la programación en Madrid, el 27 de abril, su director Julio Rimoldi recordó las palabras de Bergoglio durante los primeros días del canal: que sea un medio "sin olor a sacristía", llevado a cabo por laicos humanistas.

Con ese espíritu, en la nueva programación aumentó el contenido de producción propia del canal con los programas: Mi casa en tu Casa, un espacio matinal; Lo mejor de ti, programa de entrevistas a personajes relevantes nacionales e internacionales; Magazine Orbe 21, mesa de análisis sobre temas de la actualidad; Diálogos con la vida, un programa de reflexiones que busca despertar el espíritu crítico de la condición del hombre; o el programa infantil, La nube de Clara.

Rimoldi destacó que así “Canal Orbe 21 abre las puertas a nuevos formatos que apuestan por el arte y la cultura como vehículos de difusión de los valores universales y humanos de la sociedad".

Con modos propios de una Iglesia de Buenos Aires que por años fue conducida por quien hoy ocupa la sede de Pedro, Canal Orbe 21 apuesta así por continuar su servicio a la Iglesia en otros rincones del mundo. Enriquece así la oferta de señales católicas que, con tanto espíritu de servicio como esta, diariamente alcanzan a millones de familias en todo el mundo hispano.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.