Aleteia logoAleteia logoAleteia
domingo 21 abril |
Domingo del Buen Pastor
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Para la historia: 10 encuentros emocionantes entre Francisco y enfermos graves

Papa Francisco abraça Vinicio; São Francisco abraça um leproso

Foto: Ansa / Claudio Peri; Pintura: Creative Commons

Gelsomino del Guercio - publicado el 28/03/15

10 gestos sublimes del papa que les hicieron derramar lágrimas

La cultura del encuentro, de la solidaridad, de la acogida: esta es la cultura que ha caracterizado el pontificado de Francisco, repleto de gestos concretos de amor a los menos afortunados. A ellos, el papa nunca duda en dedicarles una caricia espontánea, un abrazo amigo, una bendición y una oración.

Recordemos 10 de los encuentros más emblemáticos, conmovedores y tiernos entre el papa Francisco y personas a quienes la vida ha probado con grandes sufrimientos:

1) El tetrapléjico Cesare Cecconi

19 de marzo de 2013: elegido papa pocos días antes, el papa Francisco pasaba en el papamóvil saludando a los fieles en la Plaza de San Pedro cuando, en cierto momento, hizo parar el coche, bajó y fue hasta un señor tetrapléjico. Francisco le miró sonriendo y besó su cabeza. Era Cesare Cecconi, hombre de 50 años de edad, tetrapléjico desde los ocho meses de vida.

Cece, como era cariñosamente llamado, falleció este ano, el 22 de febrero. Pocos meses antes, había escrito al papa Francisco, preguntándole si recordaba aquel encuentro. El papa respondió que lo mantenía siempre vivo y presente en la memoria, así como el cariño de sus amigos de la organización UNITALSI, que estaban con él en la plaza. Junto con la carta, el papa le había enviado como regalo un rosario.

2) Vinicio Riva, el hombre de las llagas

Tras la audiencia del 6 de noviembre de 2014, dieron la vuelta al mundo las imágenes del papa besando las llagas de Vinicio Riva, un hombre italiano desfigurado de rostro y cuerpo por el Síndrome de Von Recklinghausen, conocido como neurofibromatosis de tipo 1.

El proprio Vinicio relata el “encuentro mágico” que tuvo con el papa: “Yo besé su mano, mientras él, con la otra mano, acarició mi cabeza y las heridas. Luego me abrazó fuertemente y me dio un beso en la cara. Yo me quedé allí con la cabeza en su pecho y sus brazos alrededor mío.  Él me agarró con fuerza, con cariño, sin rechazarme. Intenté hablar, decirle algo, pero no lo conseguí. La emoción era demasiado fuerte. Todo duró poco más de un minuto, pero a mi me pareció una eternidad”.

3) El desconocido hombre sin rostro

Dos semanas después del conmovedor abrazo a Vinicio, el papa encontró, en la audiencia del 20 de noviembre, al “hombre sin rostro”, alguien cuya identidad sigue desconocida: es un hombre que perdió la mayor parte del rostro debido a una enfermedad que le desfiguró casi por completo. Francisco conversó con él y, en seguida, le dio un fuerte abrazo y le bendijo.

4) El niño con cáncer que invitó al papa a visitarlo en su casa

El 15 de mayo de 2014, un grupo de cerca de mil personas de la provincia de Nápoles, territorio con alta infiltración mafiosa, fue a la Plaza de San Pedro a la audiencia del miércoles. Entre ellas, un niño enfermo de cáncer. A bordo del papamóvil, Francisco paró junto al gran grupo napolitano. Fue cuando la madre del niño lo aproximó a los guardias.

El papa le abrazó con efusión, para inmensa alegría del pequeño, que preguntó al papa directamente: “¿Cuándo vas a venir a visitarme a mi casa?”. Francisco sonrió, se conmovió y, haciendo un signo con la cabeza, pareció decirle un “sí”. De repente, de las manos del niño forzado a vivir en una silla de ruedas, brotaron dos cartas manuscritas, que el pequeño colocó con delicadeza en las manos del papa. Francisco las recibió, sorprendido y sonriente.

5) Una caricia para Pasquale, un joven enfermo en fase terminal

Un destino atroz e irreversible. Y un último deseo: recibir un abrazo del papa Francisco. El pequeño Pasquale, de 13 anos, enfermo terminal, estaba en su silla de ruedas cuando el sueño se hizo realidad. En la visita a Caserta, sur de Italia, el papa Francisco le preguntó: “¿Como estás?”, acariciando su rostro varias veces y dándole su bendición, en julio de 2014.

Fue el prefecto Pio Del Gaudio quien conoció “por casualidad” a los padres de Pasquale Trentola Ducenta en una clínica próxima, ya durante la visita del papa. Los padres pidieron al prefecto, con lágrimas en los ojos, que consiguiera un encuentro con el Santo Padre. Del Gaudio conversó con el jefe de seguridad del Vaticano. El papa fue informado e, inmediatamente, quiso encontrar a la familia y bendecir al joven Pasquale.

6) La niña anencéfala y sus padres, en Rio de Janeiro

Los niños con discapacidades están siempre en el corazón del papa Francisco. En la misa de clausura de la Jornada Mundial da Juventud en Copacabana, en Rio, el matrimonio formado por Haroldo y Mariselma subieron al altar en el momento del ofertorio con la pequeña Ruhama, nacida sin cerebro. Los médicos les habían recomendado el aborto, pero ellos decidieron traer a la niña al mundo. El papa Francisco ya les había encontrado en la víspera, en la catedral de Río: le presentaron a su niña y, de motu propio, el mismo papa les invitó a participar en el ofertorio al día siguiente.

7) Una inesperada visita a Roberta

En su visita a Calabria, el papa hizo parada imprevista al margen de la carretera, ante la casa de una joven de 21 anos de edad que es deficiente desde que nació: Roberta Leonardi. Fueron las pancartas y carteles colgados por sus padres los que atrajeron la atención del Papa: “¡Pare aquí! Aquí tiene un ángel que le espera”. ¡Y el papa paró! Francisco bajó del auto para conversar y abrazar a la joven y a su familia, que no podían creer que estaban con el Papa en el jardín de su casa.

8) Los enfermos paralizados por la esclerosis lateral amiotrófica

Durante la visita pastoral a Cagliari, 1.600 enfermos esperaban al Papa en el santuario de Bonaria. Entre ellos, en sus camillas, un grupo de pacientes con esclerosis lateral amiotrófica, la infame E.L.A., una enfermedad que, gradualmente, paraliza el sistema nervioso y que aún no tiene cura. El papa Francisco se aproximó a dos pacientes, que sólo eran capaces de mover los ojos, y les acarició, susurrándoles palabras de consuelo en medio de tanto sufrimiento.

9) Un lavado de los pies muy especial

El Jueves Santo de 2014, Francisco decidió que los 12 apóstoles serían representados por 12 portadores de deficiencias durante el lavado de los pies. Tenían entre 16 y 86 años de edad. Uno de ellos era libio musulmán. “La herencia que Jesús nos dio es la de ser servidores unos de los otros”, afirmó el papa en la breve homilía de aquella misa, que quedará para siempre grabada en la historia.

10) El polémico “exorcismo” en la Plaza de San Pedro

El 20 de mayo de 2013, en la Plaza de San Pedro, el papa Francisco fue a saludar a un grupo de enfermos. Sobre la cabeza de uno, Francisco impuso las manos e hizo una oración. El hombre, sentado en una silla de ruedas, pareció retraerse y gruñir contra el Papa. La bendición fue divulgada por los medios como “un exorcismo hecho por el papa” en plena Plaza de San Pedro, pero el Vaticano siempre habló del caso como una oración normal.

Entrevistado por el diario español El Mundo (27 de mayo de 2014), el hombre de 43 años de edad, llamado Ángel y de origen mexicano, dijo que se encontró mejor después del encuentro con Francisco. “Ahora estoy mejor”, declaró Ángel, que volvía a andar con sus propias piernas después del encuentro con el Papa.

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

ES_NEW.gif
Oración del día
Hoy celebramos a...




Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.