Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
miércoles 12 mayo |
San Pancracio
home iconEstilo de vida
line break icon

Las 10 claves para tener una familia estable

© Paul Bence / CC

https://www.flickr.com/photos/paulbence/2144472520

Salvador Aragonés - publicado el 25/03/15 - actualizado el 06/02/19

Prepararse bien para el matrimonio, no confundir amor con sentimiento, estar abiertos a la vida,...

Las leyes permisivas sobre el matrimonio y sobre la vida han conseguido en la cultura occidental debilitar en gran medida el matrimonio y la estabilidad de la familia al conceder enormes facilidades para el divorcio.

De ahí que son cada vez más los estudios sociológicos en el mundo y las comisiones de organismos internacionales como la ONU y la UNESCO que se ocupan de la familia que consideran un valor positivo el mantener la estabilidad de las familias.

Y es positivo en lo social y en lo económico (el coste del divorcio para los estados es alto por los gastos en ayudas a hijos, a familias monoparentales).

La estabilidad familiar evita casos de violencia. Además los niños crecen con una estabilidad emocional y afectiva superior en una familia estable que en una familia rota.

Por eso a ayudar a una familia estable se le llama también ayudar a la “familia sostenible” porque estas familias actúan como factor de seguridad y cohesión, en lo económico y en lo social,  en el seno de la sociedad.

En este sentido se han señalado algunos de los factores que contribuyen a esta estabilidad familiar o a esta familia sostenible, que resumiremos en diez:

1.- Una completa preparación de los novios hacia el matrimonio teniendo en cuenta que este no sirve para satisfacer necesidades sexuales o afectivas de los esposos, sino que exige la donación del uno al otro (amor), donde desaparece el yo para alcanzar al otro, y servirle y honrarle para siempre, “hasta que la muerte nos separe”. Hay que preparar el matrimonio como algo a muy largo plazo, sin miedo al tiempo. Los matrimonios que se unen en un sentido cortoplacista –“si no va bien ya lo arreglará el divorcio”—normalmente fracasan.

2.- No confundir el amor con un sentimiento intenso semejante al “flechazo” que se siente cuando se es novios. El amor no es un sentimiento que va y viene. El amor va calando en la vida del matrimonio, en las alegrías y en las penas.

Y cuando uno cree que el sentimiento se apaga, sigue trabajando por dentro el afán de entrega al otro para hacer más fecundo el amor, para que este tenga raíces más fuertes. ¿Cómo? Rechazando sentimientos pasajeros que pueden socavar o enflaquecer el amor.

Los que sólo entienden el amor como un flechazo, sienten la necesidad de cambiar de pareja a cada flechazo que llegue. Forman parejas inestables.

3.- El amor se consolida si está abierto a la vida, a los hijos. El amor busca perpetuarse en “los demás”, los hijos. Un amor o un matrimonio cerrado a la vida no puede durar porque allí el amor es ahogado por el egoísmo que es el enemigo número uno del amor. 

Esto no quiere decir que no debe existir una paternidad responsable, pero sin trampa ni cartón, como decía Pablo VI en la encíclica Humanae Vitae.

4.- La convivencia en un matrimonio ha de basarse en el diálogo, la confianza y el respeto permanentes. Pero un diálogo sincero, leal, verdadero. A la confianza se opone la sospecha, la deslealtad, la mentira.

Que haya una buena comunicación, no basada en técnicas comunicativas, sino en fomentar elcariño, el amor.

La confianza quiere decir que te fías de la otra persona, que vives con ella con lealtad. La confianza da tranquilidad y en ella se acrisolan los afectos y la familia vive de la “buena fe” de sus componentes. Tener confianza no significa “vivir en la luna”.

5.- En las familias tiene que haber unas reglas de convivencia y conviene trazarlas de manera clara, pero que nadie quede ahogado por estas reglas. Reglas demasiado estrictas  suelen ser conflictivas en la pareja y con los hijos. Ni demasiado rígidas ni demasiado laxas.  

6.- La familia para que sea estable necesita

  • 1
  • 2
Tags:
familiamatrimonio
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Lucía Chamat
Una curiosa foto de «Jesús» que conmueve a Colombia
2
Ramón Antonio Pérez
María de San José y su ayuno total: “Durante diez años solo consu...
3
MYANMAR
Ary Waldir Ramos Díaz
«Mátenme a mí, no a la gente»: El libro de la monja valiente en M...
4
ROBERTA MASCENA
Redacción de Aleteia
Se gradúa con el uniforme de limpiadora de su madre
5
SAINT JOSEPH
Philip Kosloski
Esta antigua oración a san José es “conocida por no fallar nunca”
6
Obvious
Mamá, me tengo que ir
7
POPE FRANCIS
Ary Waldir Ramos Díaz
El Papa instituyó el ministerio del catequista en la Iglesia
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.