¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Primer nuncio venezolano agradece a la Virgen por sus 4 años en Pakistán

© R. A. Pérez
Comparte

En Venezuela no puede haber una solución sin el diálogo, y eso ha faltado

Monseñor Edgar Peña Parra, designado nuncio apostólico en Mozambique, se encuentra de visita en Venezuela antes de asumir dentro de un mes, sus nuevas funciones diplomáticas en ese país al sureste de África. Específicamente, llegó a su natal ciudad de Maracaibo, en el estado Zulia, para “estar junto a los míos, a la familia, a la gente que quiero (…) antes de comenzar esta nueva aventura en África”.

Monseñor Peña, es el primer nuncio apostólico natural de Venezuela. En febrero de 2010 asumió como nuncio en Pakistán, un país donde los católicos apenas suman millón y medio. El 21 de febrero, el papa Francisco lo designó nuncio en Mozambique. 

Expresó que llegaba a Maracaibo para “darle gracias a la Virgen de Chiquinquirá porque estos cuatro años en Pakistán merecen dar gracias, tengo que darle gracias por haberme estado acompañando en una Iglesia minoritaria y sufrida”.

Comentó parte de sus experiencias en Pakistán, destacando que a pesar de ser minoría y ser una Iglesia asediada, “se puede ser y hacer una Iglesia alegre, llena de esperanza y optimismo”. Además, reconoció la labor que hacen tanto obispos como religiosos y religiosas en los lugares más pobres, reseñó el diario local Panorama.

Recuerdo que fue con las hermanas de la Madre Teresa de Calcuta de Pakistán, ellas tenían una casa llena de niños, y los habían encontrado en los barrios más pobres, son niños sin familia, viviendo solos en la orfandad”, dijo.

“Esto me conmovió, pero al mismo tiempo le di gracias al Señor porque me di cuenta que allí está esa Iglesia que acompaña, que sigue, que no se olvida de los más pobres”, explicó, citando el llamado que en ese sentido hace el papa Francisco.

“En Mozambique hay muchas obras de caridad en salud y educación. Ese es el camino, me lo decía el papa Benedicto, que la Iglesia ha tenido dos pilares en el mundo de misiones que son estas dos”, y así ha venido haciendo la Iglesia de Mozambique.

“Precisamente, yo me voy a unir a eso. Normalmente uno como nuncio no tiene un plan, uno se une al plan de la Iglesia donde se va. Trataré de adaptarme con mis obispos,  para ser dos manos más que ayuden a los otros”, dijo el Prelado.

El llamado al diálogo del Papa Francisco

En relación al llamado que el Santo Padre Francisco hizo a los venezolanos para unirse por el bien común de la nación, monseñor Peña Parra enfatizó la necesidad del diálogo sincero entre todos los actores del país.

Cuando el Papa habla es porque algo pasa en el país, entonces es un reiterar del Sumo Pontífice a un llamado al diálogo, a la paz, pero sobre todo un llamar a los responsables del país”, indicó el prelado venezolano. Acotó que en Venezuela “no puede haber una solución sin el diálogo, y eso ha faltado”.

Unido a los misioneros venezolanos

Monseñor Edgar Parra Peña, tendrá en Mozambique, la oportunidad de encontrarse y compartir con cuatro venezolanos que forman parte del proyecto Misioneros Ad gente “Virgen de Coromoto”, que impulsan las Obras Misionales Pontificias y la Conferencia Episcopal de Venezuela, en la Diócesis de Téte del país africano.

Se trata de tres laicos y un sacerdote, que realizan una estupenda labor en ese país africano, según ha reseñado el portal Aleteia. Se trata de los misioneros laicos: Yulimar Rivas, Néstor Quintero y Efrén Chirinos; además del sacerdote, Emérito Peña.

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.
Para que nuestra luz siga brillando en la oscuridad

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.