Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 27 noviembre |
La Medalla Milagrosa
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

Lectio Divina: Lunes II semana de Cuaresma Ciclo B

Public Domain

http://pixabay.com/en/hand-bible-religion-453220/

Fundación Ramón Pané - publicado el 02/03/15

Una guía para rezar con la Escritura esta Cuaresma

LECTIO DIVINA 
LUNES II SEMANA DE CUARESMA CICLO B


Invocación al Espíritu Santo:
Ven Espíritu Santo,
Vamos a abrir la Biblia, Tú eres el autor.
Queremos que nos abras nuestra mente cerrada, nuestro corazón preocupado en otras cosas,
Y nos lleves al encuentro con Jesús, a través de su Palabra y de la oración.
Que tu Palabra llegue a toda nuestra vida y se haga vida en nosotros.
Amén.

TEXTO BIBLICO: Lucas 6, 36-38
«Sean compasivos como es compasivo el Padre de ustedes»


    6,36: Sean compasivos como es compasivo el Padre de ustedes.

  6,37: No juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados. Perdonen y serán perdonados. 6,38: Den y se les dará: recibirán una medida generosa, apretada, sacudida y rebosante. Porque con la medida que ustedes midan serán medidos.


BIBLIA DE NUESTRO PUEBLO

LECTURA: ¿Qué dice el texto?


El texto que Lucas nos presenta para este día, es muy breve, pero de exhortaciones y enseñanzas muy importantes. La invitación de Jesús es imitar a Dios Padre, a ser como es él, que en su esencia mas profunda es un Dios compasivo y misericordioso. Esta representación de Dios no es algo nuevo, basta con leer varios salmos, para recordar como se presenta la infinita bondad y misericordia de Dios para con su Pueblo.

Días atrás, las lecturas nos presentaban a un Dios exigente con el cumplimiento de la Ley, en su máxima expresión que es el amor, y así conocemos a un Dios justo.  Y con la lectura del día de hoy, podemos decir que Dios no solo es justo, sino que también que es un Dios misericordioso.  

La medida, es una representación grafica del recipiente usado como unidad de volumen, para medir granos, esta era llenada, y se la colmaba hasta desbordar. Para recibir, es necesario dar primero. Lo que uno le ofrenda a Dios, él recompensa multiplicándolo, y la recompensa de Dios es inmensa. Pero esta medida empleada, para juzgar a los hermanos, es decir nuestro “juicio”, será la misma que Dios utilizará para hacerlo con nosotros.

MEDITACION: ¿Qué me dice a mí el texto?


Nos preguntamos para profundizar en nuestra vida estas palabras de Salvación:

  1. Dios Padre es compasivo con nosotros. Compasivo significa, comprender el dolor del otro, sufrir juntos. ¿Al escuchar que Dios es compasivo conmigo, que me pasa por la mente y el corazón? ¿Comprendo que en mí dolor no estoy solo? ¿Soy compasivo? ¿Me cuesta ponerme en el lugar del otro, y acompañar su dolor?
  2. ¿Caigo fácilmente en prejuicios contra mis hermanos? ¿Me escandalizo por las actitudes de los demás y los condeno? ¿Entiendo  que amando a los hermanos, es como se aprende a amar a Dios?
  3. ¿Cuál es mi medida, mi regla con la que mido a los demás? Dios utilizará esta misma medida para con nosotros ¿Me comprometo a medir a mis hermanos con más amor y compasión, como lo hace Dios conmigo?

ORACION: ¿Qué le digo yo al Señor?


Orar, es responderle al Señor que nos habla primero.

  • Gracias Señor por todas las veces que has perdonado mis debilidades.
  • Señor que pueda crecer en compasión para con mis hermanos.
  • Hacemos un momento de silencio y reflexión para responder al Señor. Añadimos unas intenciones de oración.


CONTEMPLACION: ¿Cómo interiorizo el texto?


Para el momento de la contemplación podemos repetir varias veces este versículo del texto para que vaya entrando a nuestra vida, a nuestro corazón:

«Sean compasivos como es compasivo el Padre de ustedes» (Versículo 36)

Y de esta forma nos ponemos en contemplación.

ACCION: ¿A qué me comprometo?


Debe haber un cambio notable en mi vida. Si no cambio, entonces, pues no soy un verdadero cristiano.

Mi agradecimiento por creer en Jesús, se manifiesta con llevar la alegría cristiana a los demás. Que los demás puedan conocer también a Cristo por mi alegría y testimonio de encuentro con Cristo.

Por el Hno. Ricardo Grzona, frp  y Cristian Buiani

Tags:
cuaresma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.