Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
jueves 28 enero |
Santo Tomás de Aquino
home iconEspiritualidad
line break icon

Carlos Leisner, el sacerdote ordenado en un campo de concentración

Beato Karl Leisner

CC

schoenstatt.org - Redacción de Aleteia - publicado el 28/02/15


Antes me había dedicado completamente a la querida Madre Tres veces Admirable. Fue como si Ella, como Señora y protectora, guiara y bendijera cada paso y cada movimiento de mis manos. Creo que no podía ser más feliz«.

Entre los muchos que lo felicitaron estaba también, naturalmente, el fundador de Schoenstatt, el padre José Kentenich, quien le dedicó una oración para su ordenación y primera misa:

«El Señor te ha escogido para el sacerdocio,
por medio de él quiere ir bendiciendo por el mundo,
quiere, a través de ti, ofrecer, rezar, amar, sufrir
y apacentar a sus ovejitas aquí, en la tierra.
Desde siempre te ha regalado a la Madre,
que te guía en toda tu vida.
Ella permanece fiel en todas las situaciones de la vida.
Ella te ayuda a llevar con alegría todas las cargas,
orienta tu camino y el de las almas a tu cuidado
hacia las riberas de la bendita eternidad».
Domingo Gaudete, 1944

Testimonios conmovedores

Hay testimonios conmovedores acerca de la profunda impresión que causó en los prisioneros que estaban con él en el campo de concentración, la ordenación sacerdotal secreta y la primera misa, tanto en los que podían celebrar con él como en los que apenas sabían algo.

Algunos ejemplos:

«En medio de un mundo sin sentido, que ha sido creado para humillar a los hombres y destruir totalmente su fe en Dios, está la Iglesia con una capacidad de persuasión que no retrocede ante el peligro del martirio, que conforme a las promesas de Cristo, no será vencida por el poder del infierno» (Joseph de la Martinière)

«La Iglesia, que fue declarada muerta, ha echado raíces incluso en este suelo de piedra y está viva, se ha vuelto fuerte y magnífica» (Josef Steinkelderer)

«Tanto quiso Cristo, nuestro Sumo Sacerdote, en su incomprensible amor y disposición al sacrificio, seguir a sus sacerdotes en su cautiverio y en su humillación. Un sacrificio de Dachau será co-ofrecido con el gran Cordero del sacrificio» (Johan Renier Rothkrans)

«Un crucificado comparte su sacrificio con el Señor crucificado. Su alegría madurada en el sufrimiento, y que fluye de una íntima vinculación con Cristo, fue para todos nosotros… un gran estímulo» (Martín Schiffer)

«Esta ordenación sacerdotal nos ha dado ánimo y fuerzas para soportar» (Ferdinand Maurath)

«Para nosotros, los sacerdotes del bloque 26, esta ordenación sacerdotal fue un acontecimiento impresionante, un fortalecimiento en la fe y un aliento para seguir soportando» (Kurt Habich)

«Muchos sacerdotes polacos del bloque 28 sabían de la ordenación sacerdotal… muchos sostenían que era imposible, pero cuando se realizó, todos se alegraron y lo consideraron un milagro» (Mons. Ignaz Jez)

«En ese momento nos hemos olvidado de donde estábamos, no sentimos más la pobreza y lo duro del campo de concentración, todos fuimos invitados por el Señor y todos nos sentimos como amigos y amados del Redentor, ricamente regalados». (Josef Neunzig)

«Aquí se revela por encima del hombre destructivo el Dios Creador, por encima del hombre que odia, el Dios que es amor, por encima del hombre malvado, el Dios que es bondad, por encima del hombre opresor, el Dios Redentor» (Christian Bernadac)

«Cristo, que siempre tiene la primera y la última palabra en todas las cosas, triunfó a través de su eterno sacerdocio sobre el nazismo aún arrogante, aunque ya marcado de muerte» (Mons. Gabriel Piguet)

Su corazón late totalmente por la juventud

La ordenación sacerdotal en el campo de concentración fue para Carlos Leisner la realización del gran anhelo de su vida.

Significó para él también un nuevo hálito de esperanza con relación a su liberación y curación. Este anhelo por el sacerdocio estuvo siempre vinculado también con su preferencia y gran responsabilidad por los jóvenes.

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
nazismosacerdotesantosschoenstatt
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
2
WOMAN ANXIETY
Blake Robinson
¿Tienes ansiedad? Aquí un consejo de San Francisco de Sales para ...
3
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco bendecido con un pequ...
4
Aleteia Team
El ejemplo de Kobe Bryant: por qué una familia santa no está hech...
5
Cerith Gardiner
Escucha a esta familia irlandesa y tendrás ganas de bailar
6
Orfa Astorga
¿Por qué y para qué transmitir la herencia en vida?
7
SPAIN
Inma Álvarez
La religión ya no significa nada para casi la mitad de los jóvene...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.