Aleteia logoAleteia logoAleteia
martes 25 enero |
San Francisco de Sales
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

A veces, cuando pedimos milagros…

You Tube

Carlos Padilla Esteban - publicado el 22/02/15


Buscamos a un Dios todopoderoso. A un Dios que, desde lejos, pueda curarme y salvarme. Un Dios que haga el milagro que le pido. Y si no ocurre como deseo, me enfado y me alejo. Me resisto a la realidad. Esa es nuestra tentación tantas veces.

Jesús sabe ahora quién es. Es el Hijo amado. Su misión es vivir entre los hombres amando con todas sus fuerzas, saliendo al encuentro de cada uno. Su poder es el amor, la ternura, el consuelo, la misericordia, el abrazo. Sufrió con el que sufre.

Jesús vivió la impotencia y el consuelo. Jesús se dejó tentar. Me impresiona que viviese lo mismo que yo vivo. Sabe lo que es desear algo y no poder. Me veo yo también tentado tantas veces. En mis momentos de límite, cuando ya no puedo más, cuando estoy cansado.

Entonces tienen fuerza esas tentaciones de lograr más poder, más reconocimiento, un lugar más adecuado para mí. Ahí, está Jesús, a mi lado, en mi desierto. Sabe de mis luchas y mi soledad. Sabe mi impotencia. Me sostiene. Viene conmigo al desierto.

Le pido que me defienda de las tentaciones. Cada uno tiene las suyas. El afán de éxito, el deseo de que por fin alguien se dé cuenta de lo que valemos, el anhelo de hacer algo grande. Cada uno sabe. En mi deseo más hondo está mi tentación. Igual que en Jesús.

En el deseo de amar al hombre, ahí, donde el corazón se le rompe por compasión, es donde el demonio le dice que es más fácil ser Dios. Siendo hombre, ocultándose, es más difícil. Le tienta en su impotencia. Pero el amor es más fuerte. Dios siempre vence. Jesús salió más fuerte de esos días de lucha. Comprende mis luchas, mis preguntas. Está a mi lado. Y me habla al corazón. 

  • 1
  • 2
  • 3
Tags:
almamilagro
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.