Aleteia

Cuaresma con Acción – 40 días, 40 desafíos

© catolicosconaccion
Comparte

Un reto para cada día para vivir este tiempo en plenitud

“Haz mi corazón semejante al tuyo” lema de Cuaresma con Acción
 
“Para superar la indiferencia y nuestras pretensiones de omnipotencia, quiero pedir a todos que este tiempo de Cuaresma se viva como un camino de formación del corazón… Quien desea ser misericordioso necesita un corazón fuerte, firme, cerrado al tentador, pero abierto a Dios. Un corazón que se deje impregnar por el Espíritu y guiar por los caminos del amor que nos llevan a los hermanos y hermanas. En definitiva, un corazón pobre, que conoce sus propias pobrezas y lo da todo por el otro.” Papa Francisco, Mensaje para la Cuaresma 2015.
 
Una nueva Cuaresma, una nueva oportunidad de crecer en la fe, y en este año 2015 también de ¡fortalecer nuestro corazón! Al igual que en el 2014, Católicos con Acción desea proponer en esta ocasión a nuestra gran comunidad virtual y a la Iglesia toda, una sencilla herramienta para vivir esta Cuaresma de una manera diferente, una Cuaresma con Acción y, esta vez, ¡DE CORAZÓN!
 
DESCARGA EL CUARESMARIO AQUÍ
 
La fe no cambia la realidad
 
El Cuaresmario 2015 de Católicos con Acción es una herramienta sencilla en su presentación, fácil de comprender, pero retadora en su vivencia; haciendo eco del Mensaje del Papa Francisco para esta Cuaresma 2015, hemos querido que la Cuaresma con Acción sea en esta ocasión una oportunidad para “fortalecer nuestros corazones” (Santiago 5, 8). En comunión con el llamado del Santo Padre a todos los cristianos, Católicos con Acción se une a la plegaria de la Iglesia, que en esta Cuaresma pide al Señor Jesús “haz mi corazón semejante al tuyo”; un “corazón fuerte y firme, cerrado al tentador, pero abierto a Dios”.
 
Este año la Cuaresma con Acción nos invita a algo más que cumplir un desafío diario; es una invitación a que el cristiano católico ponga su mirada en el Crucificado que viene a su encuentro y le pide que también salga al encuentro del hermano; porque como cristianos no podemos dejarnos llevar por la “globalización de la indiferencia”, más bien, sostenidos por la Cruz de Cristo, debemos ser pequeñas islas de misericordia en medio de mares de indiferencia.
 
La Cuaresma con Acción es una invitación a ser Iglesia, peregrina y misionera, en comunión toda, depositaria y obrante de la misericordia divina. Es una invitación a hacer y meditar, y a que día con día, cada hermano deje que el Señor moldee su corazón: “Un corazón que se deje impregnar por el Espíritu y guiar por los caminos del amor que nos llevan a los hermanos y hermanas. En definitiva, un corazón pobre, que conoce sus propias pobrezas y lo da todo por el otro” (Papa Francisco, Mensaje para la Cuaresma 2015).
 
Cuaresma con Acción, 40 días, 40 desafíos; además de la herramienta gráfica del Cuaresmario, Católicos con Acción compartirá diariamente el desafío del día, una pequeña explicación sobre el mismo, así como sugerencias de cómo llevarlo a la práctica; también se compartirá el Evangelio del día, acompañado de una pequeña reflexión que una nuestro actuar a la fe. Invitamos a todos los Católicos con Acción que desde cualquier lugar compartan con nosotros su caminar con el Cuaresmario, para que con su testimonio animen a otros a unirse a esta iniciativa y que tantos hermanos nuestros también tengan la oportunidad de, en esta Cuaresma, fortalecer sus corazones en el Señor Jesús.
 
Esta herramienta es de toda la Iglesia y para la gloria de Dios; por ende puedes (y debes) compartirla en las Parroquias, comunidades eclesiales, colegios, escuelas, grupos juveniles, movimientos, pastorales, familias… y no te olvides sobre todo de compartirla con aquel hermano tuyo que necesite en este momento fortalecer su corazón: “La Cuaresma es un tiempo propicio para mostrar interés por el otro, con un signo concreto, aunque sea pequeño, de nuestra participación en la misma humanidad” (Papa Francisco, Mensaje para la Cuaresma 2015).
 
¿Estás listo para vivir esta Cuaresma con Acción? Desafíate a ti mismo y deja que Jesús transforme tu corazón.
 
Artículo originalmente publicado por Católicos en acción
 
 
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.