Recibe Aleteia gratis directamente por email
Los mejores contenidos espirituales de la red, ¡recíbelos en tu email!
¡Inscrítebe a la newsletter gratuita!

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

Descubren la partitura más antigua de música sacra polifónica

Comparte

Data de inicios del siglo X y está dedicada a san Bonifacio, patrono de Alemania, según la Universidad de Cambridge

La música sacra característica de la Iglesia católica tiene dos pilares fundamentales: el canto gregoriano y el canto polifónico. De este último, la Universidad de Cambridge anunció un notable descubrimiento destacado por el portal New Liturgical Movement: El hallazgo de la partitura más antigua hasta el momento, la cual data de inicios del siglo X y está dedicada a san Bonifacio, patrono de Alemania.
 
El texto fue escrito al final de un manuscrito sobre la vida del Obispo Maternianus de Reims y descubierto por Giovanni Varelli, estudiante de doctorado del St John’s College de la Universidad de Cambridge, durante su internado en la Biblioteca Británica.

Gracias a su especialidad en escritura de música antigua, descubrió una notación inusual en la que pudo identificar dos voces diferentes y complementarias.
 
Un testimonio del nacimiento de la polifonía
 

Según el análisis de Varelli, la corta antífona en honor a san Bonifacio con una voz de acompañamiento fue escrita cerca del año 900, mientras que la partitura polifónica más antigua hasta el momento data del año 1000.

De los años anteriores se conservan tratados sobre la forma como se debería componer e interpretar la música a varias voces, pero ninguna pieza musical como tal.
 
El que esta pieza permaneciera desconocida obedece a que está escrita en un sistema antiguo hoy incomprensible para la mayoría de lectores.

"Cuando traté de descifrar la melodía me di cuenta de que la música escrita arriba era la misma que la delineada por la notación usada para el canto", describió el experto. "Este tipo de ‘diagrama’ era entonces una pieza de dos voces basada en la antífona de San Bonifacio".

Aún es un misterio la identidad del compositor o cuál es su afiliación monástica. Una anotación presente en el texto referida a la fecha de celebración de una memoria litúrgica permite suponer alguna relación del autor con los monasterios del noroeste de Alemania.
 
Algo notable en el descubrimiento es que esta primera pieza no se ajusta a las normas expuestas en los tratados previamente conocidos.

"Lo que es interesante es que estamos mirando al nacimiento de la música polifónica y no estamos viendo lo que esperábamos", manifestó Varelli al servicio informativo de la Universidad de Cambridge. En lugar de hallar un cumplimiento estricto de parámetros establecidos, la interpretación revela "un estado de flujo y desarrollo" que indica la posibilidad de experimentación por parte de los compositores y la concepción de las reglas más como un punto de partida que como una norma determinante.
 
La música contenida en la histórica pieza fue transcrita al sistema actual y los estudiantes de música Quintin Beer y and John Clapham interpretaron la pieza.
 
Con información de Universidad de Cambridge.
Artículo publicado por Gaudium Press

 

Boletín de Noticias
Recibe gratis Aleteia.
Los lectores como usted contribuyen a la misión de Aleteia

Desde nuestros inicios en 2012, los lectores de Aleteia han crecido rápidamente en todo el mundo. Nuestro equipo está comprometido con la misión de proporcionar artículos que enriquezcan, inspiren y nutran la vida católica. Por eso queremos que nuestros artículos sean de libre acceso para todos, pero necesitamos su ayuda para hacerlo. El periodismo de calidad tiene un costo (más de lo que la venta de publicidad en Aleteia puede cubrir). Por eso, los lectores como USTED son fundamentales, aunque donen incluso tan poco como 3$ al mes.