Aleteia

Papa Francisco disgustado por el desconcierto de sus declaraciones sobre las familias numerosas

Catholic Church England
Comparte

Monseñor Becciu desmiente que el Papa hablara de tres hijos como número correcto

El Papa está sorprendido y disgustado por el cariz que han tomado sus declaraciones en el avión de vuelta del viaje a Sri Lanka y Filipinas. Así se desprende de unas declaraciones realizadas por el sustituto de la Secretaría de Estado, monseñor Angelo Becciu al diario italiano Avvenire.

Da la casualidad que el arzobispo Becciu se encontraba en la rueda de prensa durante el vuelo de vuelta de Manila a Roma y explica cómo “se había sorprendido un poco por el hecho de que esas palabras, que fueron voluntariamente sencillas, no hubieran sido completamente contextualizadas”, refiriéndose a una cita de la Humanae Vitae sobre la paternidad responsable.

“La frase del Papa se entiende en el sentido de que el acto procreativo humano no puede seguir la lógica del instinto de los animales sino provenir de un acto responsable que radica en el amor y la recíproca donación de sí”, afirma el sustituto de la Secretaría de Estado que desmiente que el Papa se hablara de tres hijos por matrimonio.

“¡No, en absoluto!” exclama monseñor Becciu que destaca que “de ningún modo el Papa quería decir que ese sea el número correcto de hijos para todos los matrimonios. Cada matrimonio cristiano, a la luz de la gracia, está llamada a discernir, según una serie de circunstancias humanas y divinas cuál es el número de hijos que debe tener”.

“El Papa está realmente disgustado de que se haya creado semejante desconcierto”, añade en esa entrevista: “Él no quería de ninguna manera menospreciar la belleza y el valor de las familias numerosas” y destaca cómo en la Audiencia General, el Pontífice destacó cómo la vida es un bien y tener tantos hijos es un don de Dios por el que hay que darle gracias.

De igual manera destaca la admiración del Papa Francisco por Pablo VI: “Ha sido él quien lo ha beatificado y en Filipinas, hace pocos días, contemplando una nación tan joven, ha querido subrayar que la postura mantenida en 1968 por Pablo VI fue profética”, muestra el prelado en la entrevista.
 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.