Aleteia

La confesión de Jack Nicholson: “Tengo miedo a morir solo”

© 360b/SHUTTERSTOCK
Comparte
Comenta

¿Por qué muchas estrellas en la fase final de su carrera sienten una urgente necesidad de ser amadas?

¿Por qué muchas estrellas en la fase final de su carrera sienten una urgente, si no dramática, necesidad de ser amadas? Quizá no son sólo “monstruos sagrados” como se les define. Quizá, ciertamente, su corazón y su humanidad es, originalmente, igual a la de cualquier otro ser humano. De cualquier raza. En cualquier latitud.

Soledad de estrella

En esta dirección, quien ha sorprendido al mundo de las estrellas ha sido Jack Nicholson: “Tengo miedo a morir solo”, dijo el actor de 77 años que hace pocos años se había jactado de haberse acostado con más de dos mil mujeres.

Según el Huffington Post (13 de enero), el actor “confesó que desea compartir su vejez con alguna mujer, al mismo tiempo que se da cuenta de que sus posibilidades no son realistas. Una trama muy similar a la de Cuando menos te lo esperas, interpretada por el actor.

En la película, el mujeriego entrado en años encuentra finalmente en Diane Keaton una compañera con quien pasar los últimos años de su vida. Un hilo rojo presente en muchos de las últimas películas interpretadas por el actor, en las que aparecen los temas de la muerte y la soledad”.

Posición Provida

La máscara de Joker que contribuyó a volver famoso y, al mismo tiempo, maldito a Nicholson, parece desaparecer frente a los interrogantes últimos de la vida. No hay que olvidar que la estrella de Hollywood había ya roto con “el conformismo de la alfombra roja” cuando, hace poco más de un año declaró su contrariedad con el aborto y su “sí” a la vida.

La madre, de hecho, lo había concebido cuando era una adolescente. Y a pesar de haber recibido muchas presiones para abortar decidió en su corazón llevar adelante el embarazo y dar a luz al pequeño Jack.

Agradecimiento a la vida

“Habría muerto, no existiría” declaró a Vanity Fair, subrayando que si estuviera a favor del aborto sería sólo un “hipócrita”, porque si su madre hubiera aceptado el aborto ninguno de nosotros habría visto a “alguien” volar sobre el nido del cucu.

“Estoy positivamente en contra del aborto” afirmó “No tengo derecho a ningún otro punto de vista. Mi única emoción es el agradecimiento por la vida”.

Amores y traiciones

Nicholson estuvo casado una sola vez, con Sandra Knight, durante seis años, de 1962 a 1968. Tuvo con ella una hija, Jennifer, que hoy tiene 52 años. El amor de su vida fue Angelica Huston, una historia de amor entre mil traiciones. Ahora, para Jack el tiempo se hace corto. Y el deseo que algo (o alguien) complete su vida crece rápidamente.

Newsletter
Recibe Aleteia cada día