Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 05 diciembre |
San Sabas de Capadocia
home iconDesde Roma
line break icon

Papa Francisco y la profecía evangélica

M. MIGLIORATO/CPP/CIRIC

<span class="standardtextnolink">Pope Francis walks in St. Peter&#039;s Square at the end of the weekly general audience, in Vatican, Italy.</span>

Rafael Luciani - publicado el 10/11/14

Lo que el Papa dijo en su encuentro con los movimientos sociales la semana pasada merece ser profundizado

Como seguidor de Jesús, el Papa está llamado a anunciar valores, alentar prácticas humanizadoras y denunciar problemas que afecten el desarrollo de las personas y las sociedades. Francisco ha estado recordando la necesidad de recuperar la dimensión ética —o justicia solidaria— de toda acción, y así volver a una acogida humana mediante la práctica de la misericordia, tanto en el discurso como en la presencia pastoral de la Iglesia. Es un reto que nos llama a la conversión. Especialmente la de aquellas personas y estructuras que siguen siendo factores de resistencia y obstáculo frente a la fuerza renovadora del evangelio, que no es otra cosa que el llamado a regresar a la praxis de Jesús de Nazaret.

En sintonía con este llamado, el Papa ha insistido en la necesidad de repensar el poder desde el servicio fraterno a los pobres y a los excluidos. Por eso, el verdadero poder es aquél inspirado en la justicia, la solidaridad y la honradez, con el propósito de vivir nuestra humanidad desde la entregamisericordiosa. La Iglesia está llamada a vivir de este modo, preferencialmente con los pobres y los rechazados en las sociedades y en las culturas. Pero sabiendo que estos valores nunca deben ser asistencialistas, como tampoco pueden favorecer el utilitarismo ideológico que usa a las personas y a sus necesidades como una excusa para sostenerse en el poder.

Se trata de valores evangélicos —y no ideológicos— que implican un cambio de paradigma tanto en la pastoral eclesial como en la acción de la comunidad política. En su reciente encuentro con lo movimientos populares, el Papa nos dijo que «no se puede abordar el escándalo de la pobreza promoviendo estrategias de contención que únicamente tranquilicen y conviertan a los pobres en seres domesticados e inofensivos». Esto sería convertirlos en objetos, dependientes de una ideología, y no en sujetos libres y dueños de su propio futuro.

Frente a la urgente necesidad de cambiar, el Papa expresó en ese mismo encuentro algo que nos puede ayudar a entender el talante evangélico de cualquier cambio o proceso de conversión: «tenemos que volver a llevar la dignidad humana al centro y sobre ese pilar construir las estructuras sociales alternativas que necesitamos. Con coraje, pero con inteligencia; con tenacidad, pero sin fanatismo; con pasión, pero sin violencia». Para lograrlo, «la perspectiva de un mundo de paz y justicia duraderas nos reclama superar el asistencialismo paternalista y nos exige crear nuevas formas de participación». Una práctica así debe estar inspirada en la «verdad» para ser honrada con la realidad que vivimos hoy en día. De ahí que la conversión estructural, tanto de la Iglesia como de la comunidad política, debe promover el «reconocimiento mutuo» y la búsqueda del «bien común», y nunca aprovecharse de las necesidades de los más necesitados, como tampoco excluir a ninguna persona o grupo social.

A estas alturas es clara la invitación de Francisco para: (a) revisar y renovar las viejas estructuras eclesiales que siguen sin responder a los signos de los tiempos; (b) discernir los paradigmas sociopolíticos que atan y crean dependencia sin preocuparse por la auténtica liberación de los pobres y rechazados. Esto podrá acontecer si tenemos como centro de nuestra praxis a la persona humana sin exlcusión alguna, tal y como lo hizo Jesús de Nazaret.

Para contactar con el autor: rlteologiahoy@gmail.com, @rafluciani

Tags:
papa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia hoy se publica diariamente en ocho idiomas: francés, inglés, árabe, italiano, español, portugués, polaco y esloveno.
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
FATHER JOHN FIELDS
John Burger
Muere el sacerdote voluntario para el ensayo ...
HUG
Dolors Massot
El médico que abrazó al enfermo de coronaviru...
MARIA DEL MAR
Rodrigo Houdin
Fue abandonada en un basural, pero buscó a su...
PADRE CEPEDA
Cecilia Zinicola
El beso de Jesús, la historia de un párroco b...
HOMELESS
Javier González García
La historia de Marina: De vivir en la calle a...
EMANUELLE CUETO RAMOS
Jesús V. Picón
Sacerdote con cáncer terminal: Pierde los ojo...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.