Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 08 diciembre |
La Inmaculada Concepción
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Papa Francisco: Amor a los pobres es Evangelio, no comunismo

© OSSERVATORE ROMANO / AFP

This picture released by the Vatican press office shows Pope Francis giving a speech during a meeting with a delegation of the Popular Movements in the World on October 28, 2014 at the Vatican. Representatives of more than 100 grassroots movements from all continents gathered in the Vatican. AFP PHOTO / OSSERVATORE ROMANO RESTRICTED TO EDITORIAL USE - MANDATORY CREDIT "AFP PHOTO / OSSERVATORE ROMANO" - NO MARKETING NO ADVERTISING CAMPAIGNS - DISTRIBUTED AS A SERVICE TO CLIENTS

Ary Waldir Ramos Díaz - Aleteia Team - publicado el 28/10/14

Reclamar tierra, techo y trabajo para todos es doctrina social de la Iglesia, confirmó el Pontífice

Tierra, techo y trabajo. Es extraño pero si hablo de esto para algunos resulta que el Papa es comunista” dijo Papa Francisco en su discurso de este martes a los participantes del Encuentro Mundial de los Movimientos Populares que se celebra en Roma del 27 al 29 de octubre.

“No se entiende que el amor a los pobres está al centro del Evangelio. Tierra, techo y trabajo […] son derechos sagrados. Reclamar esto no es nada raro, es la doctrina social de la Iglesia” aseguro el Pontífice en un discurso de esperanza para los desheredados de la tierra y aborrecido por los ‘ideólogos’ que sostienen que un Papa no debe hablar de temas sociales.

“Yo los acompaño de corazón en ese camino. Digamos juntos desde el corazón: Ninguna familia sin vivienda, ningún campesino sin tierra, ningún trabajador sin derechos, ninguna persona sin la dignidad que da el trabajo” exhortó.

Los movimientos populares expresan la necesidad urgente de revitalizar nuestras democracias”. Y declaró que  es “imposible imaginar un futuro para la sociedad sin la participación protagónica de las grandes mayorías y ese protagonismo excede los procedimientos lógicos de la democracia formal”.

Así aseveró que es necesario “superar el asistencialismo paternalista” y pensar nuevas formas de “participación que incluya a los movimientos populares y anime las estructuras de gobierno locales, nacionales e internacionales con ese torrente de energía moral que surge de la incorporación de los excluidos en la construcción del destino común. Y esto con ánimo constructivo, sin resentimiento, con amor” agregó.

El Papa Francisco ha analizado en su discurso las palabras tierra, techo y trabajo, escogidas como consigna de los líderes representantes de desocupados, inmigrantes y campesinos de los cinco continentes reunidos en la Ciudad eterna.

Tierra

“La reforma agraria es además de una necesidad política, una obligación moral" sostuvo el Papa Bergoglio citando el Compendio de la Doctrina Social de la Iglesia (n.300) y dirigiéndose a los campesinos presentes en el Aula Vieja del Sínodo.

El Papa aseguró que le preocupaba la situación de los campesinos. Y tronó contra  “el acaparamiento de tierras, la desforestación, la apropiación del agua, los agrotóxicos inadecuados”, entre otros problemas que “arrancan al hombre de su tierra natal”.

En esta dimensión argumentó que el hambre es criminal porque “la alimentación es un derecho inalienable”. “Cuando la especulación financiera condiciona el precio de los alimentos tratándolos como a cualquier mercancía, millones de personas sufren y mueren de hambre” prosiguió señalando que el desperdicio de alimentos es un ‘escandalo’.

“Por favor, sigan con la lucha por la dignidad de la familia rural, por el agua, por la vida y para que todos puedan beneficiarse de los frutos de la tierra” alentó a los campesinos presentes.

Techo

Asimismo, en su discurso pidió una “casa para cada familia”. “Nunca hay que olvidarse que Jesús nació en un establo”. “Hoy hay tantas familias sin vivienda, o bien porque nunca la han tenido o bien porque la han perdido por diferentes motivos. Familia y vivienda van de la mano” sostuvo.

La comunidad y el barrio han sido mencionados por el Pontífice como dimensión necesaria para “construir esa gran familia de la humanidad, desde lo más inmediato, desde la convivencia con los vecinos”.

Por otro lado, denunció los eufemismo que escondes delitos contra los más débiles detrás de las “grandes ciudades felices” que esconden el degrado de las periferias y no aceptan las culturas populares. ”Ustedes saben que en las barriadas populares donde muchos de ustedes viven subsisten valores ya olvidados en los centros enriquecidos”.


“Qué hermosas son las ciudades que superan la desconfianza enfermiza e integran a los diferentes y que hacen de esa integración un nuevo factor de desarrollo” aseguró.

Es concreto en su discurso y habla de dejar de “maquillar las heridas sociales” que se encuentran en las periferias con una “arquitectura de maquillaje” que divide los barrios ricos de los pobres. Entretanto invitó a trabajar “para que todos los barrios tengan una infraestructura adecuada (cloacas, luz, gas, asfalto, y sigo: escuelas, hospitales o salas de primeros auxilios, club deportivo y todas las cosas que crean vínculos y que unen, acceso a la salud –lo dije-y a la educación y a la seguridad en la tenencia”.

Trabajo

“Tercero – enfatizó – no existe peor pobreza material que la que no permite ganarse el pan y priva de la dignidad del trabajo”.  Señaló como un mal de nuestros tiempos, el desempleo juvenil, la informalidad y la falta de derechos laborales. Además expresión de “un sistema económico que pone los beneficios por encima del hombre”.

Entretanto, evidenció que la cultura del descarte que atenta contra la vida de niños, jóvenes y ancianos. “Descarte de niños, descarte de ancianos, que no producen, y tenemos que sacrificar una generación de jóvenes, descarte de jóvenes, para poder mantener y reequilibrar un sistema en el cual en el centro está el dios dinero y no la persona humana”.

Todo trabajado manifestó “tiene derecho a una remuneración digna, a la seguridad social y a una cobertura jubilatoria”.

Por último, ha hablado de la Paz y la Ecología. “Es lógico: no puede haber tierra, no puede haber techo, no puede haber trabajo si no tenemos paz y si destruimos el planeta. Son temas tan importantes que los Pueblos y sus organizaciones de base no pueden dejar de debatir”.

El encuentro de esta mañana ha sido abierto por el presidente del Pontificio Consejo de Justicia y Paz, cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, quien a dirigido palabras de aprecio por el apoyo recibido por parte del Santo Padre en la organización del evento que cuenta también con la colaboración del Pontificio Consejo para las Ciencias Sociales.

Tags:
comunismodoctrina socialpapa franciscopobreza
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.