Recibe Aleteia gratis directamente por email

¿No estas preparado para donar?

Aún así hay otras 5 maneras como puedes ayudar a Aleteia

  1. Reza por nuestro equipo y por el éxito de nuestra misión
  2. Habla de Aleteia en tu parroquia
  3. Comparte el contenido de Aleteia con tus amigos y tu familia
  4. Desactiva el bloqueo de publicidad cuando nos visites
  5. Suscríbete a nuestra newsletter gratuita y leenos a diario

¡Gracias!
El equipo de Aleteia

Suscríbete

Aleteia

¿Qué influencia tiene Aparecida en el sínodo de la familia?

© Ary Waldir Ramos Diaz
Comparte

Primera jornada de los trabajos del Sínodo sobre la Familia: influencia de la Iglesia latinoamericana en Asamblea, doctrina vs pastoral, sufrimiento de los separados, Benedicto XVI no participará, entre otros temas

Este lunes ha sido presentado en el Vaticano el informe de la discusión en el aula (Relatio ante disceptationem) de la III Asamblea General Extraordinaria del Sínodo de los Obispos sobre la familia que concluirá el próximo 19 de octubre. 

En el aula Juan Pablo II ha sido convocada una conferencia de presenta ante la presencia del cardenal André Vingt-Trois, arzobispo de Paris (Francia); el presidente delegato, el cardinal Péter Erdő, arzobispo de Esztergom-Budapest (Hungría); el relator general, monseñor Bruno Forte, arzobispo de Chieti-Vasto (Italia), secretario Especial; y monseñor Carlos Aguiar Retes, arzobispo de Tlalnepantla (México) y presidente del Consejo Episcopal Latinoamericano (C.E.L.A.M.).

La influencia de la Iglesia latinoamericana en el sínodo 

Monseñor Aguiar Retes, que entonces fue vicepresidente de la V Conferencia Episcopal Latinoamericana, recuerda las diferencias de método entre lo ocurrido en Aparecida y el actual sínodo extraordinario sobre la familia. Asimismo, no niega que hayan elementos comunes. 

En primer lugar, habló de las diferencias de reunir 22 conferencias latinoamericanas respecto a las 114 conferencias episcopales de todo el mundo. “El idioma (19 conferencias episcopales hablan castellano), la historia, el modo de ser de las comunidades en nuestros países, el ritmo pastoral que llevamos como Iglesias y la frecuente relación que tenemos de servicios pastorales y de comunicación entre los obispos que llevamos hace más de 60 años, hacen que de inmediato una gran parte de los convocados a una conferencia ya estemos informados de lo que sucede en otros países de la región", explicó. 

En este sentido, añadió que esta situación facilita “avanzar en los problemas y en las conclusiones comunes” en la Iglesia Latinoamericana.  

Obispos latinoamericanos comparten los problemas del continente

El sínodo y las asambleas de los obispos latinoamericanos buscan lo mismo: avanzar en soluciones pastorales con un “magisterio compartido” por varias conferencias (aprobado por el Papa), una reflexión entre obispos que luego concluye en un documento que también cuenta con la autorización del Papa. 

En cambio, en el sínodo, la disertación final la tiene el Papa. La colegialidad es para discutir los temas que luego se convertirán en un documento pontificio. Un documento del magisterio de la Iglesia universal.  

En el sínodo hay que trabajar en círculos lingüísticos – confirmó el cardenal mexicano -, lo cual no permite una mayor interacción entre diversos continentes y lenguas. Al mismo tiempo, admite, esto ayuda a que en la diversidad cultural, la Iglesia latinoamericana haga su aporte en la unidad y comunión con las otras Iglesias del mundo.

Monseñor Aguiar Retes recordó la reflexión sobre la familia hecha recientemente por el CELAM en Panamá como preámbulo al sínodo en el Vaticano. Así resumió los problemas más urgentes de la familia en América Latina: migración, desigualdad, ausencia de calidad en la educación, violencia domestica y el abandono de las mujeres que deben ser cabeza de hogar. 

Pedagogía del camino sinodal 

El presidente de la Conferencia Episcopal de Latinoamericana (CELAM), monseñor Carlos Aguiar Retes, subrayó que el sínodo aplica la enseñanza de la Evangelii Gaudium sobre el “constante discernimiento pastoral” de la Iglesia que ‘es un discernimiento de comunidad’ antes que individual. 

“Cuando el Papa Francisco nos ha llamado a que renovemos nuestro modo de ser Iglesia, y pongamos atención al discernimiento pastoral, vemos que él como cabeza visible de la Iglesia está ejercitando lo mismo al habernos convocado a este sínodo dando orden a camino de consulta” y a la espera del próximo sínodo ordinario (2015). 

Monseñor Aguiar Retes reflexionó sobre el discernimiento como una pedagogía que necesita de tiempo.

“Que recoja realmente las situaciones que vive el mundo, en este caso; la familia”. Evidenció el servicio que presta la Iglesia en la difusión de los valores y de la fe.

“Este es el proceso que estamos iniciando -explicó-, recogiendo todo el aporte de las conferencias episcopales y de los fieles y sus situaciones”: ponerlos en común para luego “tomar las decisiones” que se necesiten en un “tema tan importante” como la familia.

Cambio de metodología

El Papa Francisco ha querido algunos cambios en la metodología del sínodo, confirmó el cardenal Péter Erdo: el idioma oficial del sínodo ya no es el italiano sino el latín; los discursos de los 191 padres sinodales sobre la familia han sido dados a conocer antes a los presentes (Relatio ante disceptationem). La Relatio (informe) ayuda a los participantes a conocer antes las diversas posiciones sobre determinados temas que se discuten en el aula. 

Al respecto, el relator general aclaró que los textos tendrán cambios considerando las improvisaciones y los cambios que hagan los relatores. “Nuestro trabajo será la de sintetizar la voz de la Iglesia Universal”, aseguró el relator general de la asamblea.

El Padre Federico Lombardi ha explicado que después de la presentación del método y de los temas de la primera Asamblea algunos cardenales tomaron la palabra durante la primera jornada para expresar sus impresiones del día. El cardenal Martínez Sistach, el cardenal Marx y el cardenal Marandiaga realizaron algunas ‘intervenciones libres’ apreciando el método y la importancia de algunos temas de fe. 

Doctrina Vs. Pastoral

El cardenal Erdo no excluye que haya un intercambio entre doctrina y aspectos pastorales para resolver cuestiones espinosas sobre la familia. “La formula indicada en el sínodo es una formula pastoral”.Sin embargo, admitió que “los problemas pastorales involucran” también “problemas doctrinales”. “Nadie quiere excluir los aspectos doctrinales”. 

“En la relación de esta mañana, he mencionado que para aceptar una nueva propuesta pastoral hay que entrar en el diálogo teológico”. Esto significa que se abordan “cuestiones sociológicas, pero también doctrinales”. 

Estamos aprendiendo qué es la sinodalidad 

Por su parte, monseñor Bruno Forte ha explicado que Pablo VI quería que el sínodo fuera un ‘camino común’ sobre la vida de la Iglesia.

El secretario especial del Sínodo aseguró que a “distancia de algunas décadas, esta sinodalidad la estamos aprendiendo”. Además citó las palabras del Papa Francisco durante la apertura de los trabajos: “El Papa Francisco está invitando a la sínodalidad (colegialidad), a la parrasía (franqueza) y a escuchar al otro con humildad”. 

Sobre el cuestionario ha subrayado la participación de la Iglesia, en la discusión de la familia, expresada en la adhesión del 84% de las conferencias episcopales del mundo y que ha facilitado la difusión de los cuestionarios (38 preguntas sobre la familia) dirigidos a los fieles en las parroquias.

Reforma del Sínodo y misericordia hacia las familias que sufren 

Monseñor Bruno Forte aseguró que “el sínodo” respecto a los precedentes parecía muy ‘rígido’, antes de las reformas hechas por el Papa Benedicto XVI (último sínodo 2005) que ha reducido el tiempo y ha dado mayor espacio a los trabajos de discusión. Esto ha permitido que hoy también haya libertad en la discusión y salir de la “rigidez” del pasado.

El secretario especial del sínodo también habló de las familias que sufren por divisiones, violencia o incomprensión. “La doctrina no tiene un valor abstracto. Como Juan XXIII decía, se trata de la salvación de almas”. E insistió que en el centro de la discusión está la fe y la misericordia. Se necesita una “mirada de ternura hacía las personas”. Y citó el sufrimiento de las personas separadas. “Debemos mirar las personas con misericordia por sus sufrimientos”. 

Benedicto XVI no participará en el Sínodo

Entretanto, el portavoz del Vaticano confirmó que el Papa emérito no participará en el Sínodo debido a la exigencia de un “programa intenso”. “Todos esperamos verlo en la beatificación (19 de octubre) de Pablo VI”, sostuvo Lombardi. El Papa emérito continuará llevando una “vida de oración y reservada” dentro de los muros del Vaticano. 

Newsletter
Recibe gratis Aleteia.