Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 27 noviembre |
San Juan Berchmans
Aleteia logo
Desde Roma
separateurCreated with Sketch.

Papa Francisco y las víctimas del naufragio de Lampedusa

© POOL-OR/CATHOLICPRESSPHOTO

October 1, 2014 : Pope Francis (R) holds a private audience with a group of survivors of the shipwreck of October 3, 2013, off the island of Lampedusa, in Vatican

Ary Waldir Ramos Díaz - publicado el 02/10/14

"Pido a todos los hombres y mujeres de Europa que abran las puertas del corazón", dice el Papa, "que las puertas cerradas se abran"

El Papa Francisco ha encontrado a las víctimas del naufragio de Lampedusa este miércoles en el Vaticano. Se trata de un grupo de supervivientes y sus familias. El encuentro se celebró en ocasión del aniversario hace un año de la muerte de 368 inmigrantes que intentaban la travesía en el mar Mediterráneo para pedir asilo en Europa. 

Con este gesto del Papa Francisco, se vela el deseo de hacer caer el dilema del Viejo Continente de acoger a los desesperados que perdieron su derecho a no emigrar. Ellos son los que elevan una plegaria al cielo para pedir por un Dios que no revela su rostro en una humanidad ciega y sorda al dolor de los demás

Ante esta silente plegaria de auxilio, el Papa Francisco es concreto: “Pido a todos los hombres y mujeres de Europa que abran las puertas del corazón. ¡Quiero decir que estoy cerca a ustedes, rezo por ustedes, pido para que las puertas cerradas se abran!”, dijo Papa Francisco después de la reunión que duró 30 minutos con las víctimas del naufragio y que tuvo lugar en la pequeña aula de la Sala Nervi, como informó el Vaticano. 

Las ‘periferias del corazón’ toman forma en el símbolo del naufragio ocurrido el 3 de octubre 2013 cerca a las cosas de Lampedusa en Italia.

La delegación recibida en el Vaticano estuvo compuesta por 37 personas de Eritrea, 20 de ellos sobrevivientes y el resto familiares, quienes hoy residen en varios países de Europa: Alemania, Suecia, Noruega y Dinamarca. Los sobrevivientes que se embarcaron consiguieron refugio en casa de familiares que ya se encontraban en Europa.

8 de julio de 2013 – El Papa Francisco lanza una corona de flores en honor de la víctimas de los fracuentes naufragios en las costas de la isla italiana de Lampedusa. 

¿Por qué recordar migrantes que mueren en el mar durante la travesía? 

El encuentro del Papa y las víctimas del naufragio tiene un valor simbólico al mismo tiempo que se cumplió un año de su visita a Lampedusa. El Papa Francisco había ido a visitar a la isla italiana en julio de 2013, apenas unos meses antes de la tragedia. En su visita recordó a todos los migrantes que murieron en el mar durante la travesía de la “esperanza”. 

Asimismo,  en su reciente mensaje para la Jornada Mundial del Emigrante, el Obispo de Roma propone como un derecho negado el no tener que emigrar. Una opción forzada cuando escapar del hambre, la persecución y la guerra es el único camino posible.

El primer pensamiento de Papa Francisco en su misa de la mañana: ‘las plegarias de quien sufre’  

No debe ser una coincidencia que el mismo día de la visita de las victimas de naugragio, en la misa de Santa Marta (1 de octubre), el Santo Padre dirigiera su pensamiento a los perseguidos por su fe y dijera que sus “lamentos se vuelven una verdadera plegaria ante Dios”. 

De hecho, es posible que el Papa Francisco se levantara esa mañana con la imagen de los cristianos echados de sus casas. En su homilía matutina, planteó la imagen de estos hombres y mujeres que sufren y que podrían cuestionar legítimamente a Dios: "Señor, yo he creído en Ti ¿Por qué? ¿creer en Ti es una maldición, Señor?".

Esto que parecería un lamento contra Dios, el Papa Francisco lo propone como un llamado de auxilio o de dolor de la gente perseguida, de los obligados a dejar su propia tierra. “Personas buenas como Job” que exclaman "¡ayuda!" y ésta se transforman en oración. “¿Señor, por qué me has abandonado?”, rememora el Evangelio. 

Así esa plegaria de autentico sufrimiento se transforma en un pensamiento piadoso. Como sugiere el Santo Padre, es un lamento que no tiene nada que ver con las “lamentaciones teatrales” de quien se aflige porque sí y porque no, es decir, aquellos que se lamentan constantemente de su vida sin razón. 

Al respecto, el Papa Francisco en el Mensaje para la Jornada Mundial de los Emigrantes, recuerda a Pablo VI, que escribió: «Los más favorecidos deben renunciar a algunos de sus derechos para poner con mayor liberalidad sus bienes al servicio de los demás» (Carta ap. Octogesima adveniens, 14 mayo 1971, 23). Por ello, invita a las personas que tienen bienestar a negarse a sí mismos y volver a reconocer el rostro de quien sufre. 

Lamentaciones teatrales de los indiferentes 

Ante estas lamentaciones, el debate en Europa es si acoger o no a estos inmigrantes. Precisamente, el Santo Padre recibió recientemente en el Vaticano también a la presidente de Malta, Marie-Louise Coleiro Preca, con quien habló de inmigración y de la Unión Europea (29 de septiembre). En este sentido, coincidieron en que “el diálogo” es la clave para resolver el conflicto. 

Sin embargo, queda abierto aún el dilema de si las “lamentaciones teatrales” de algunos políticos en Europa incidirán en las políticas de acogida del ‘extranjero’ que sufre para que no haya más tragedias como la de Lampedusa. 

Tags:
inmigranteslampedusapapa francisco
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.