Aleteia logoAleteia logoAleteia
miércoles 08 diciembre |
La Inmaculada Concepción
Aleteia logo
Espiritualidad
separateurCreated with Sketch.

San Wenceslao, rey mártir: firmó la paz con enemigos pero lo mató su hermano

WENCESLAUS

Matěj Baťha-CC BY-SA 3.0-modified

Dolors Massot - publicado el 28/09/14

Educado en la fe cristiana por su abuela santa Ludmila, es modelo de "rey justo" y es patrono de la República Checa y Eslovenia

Venceslao I de Bohemia o San Wenceslao I de Bohemia (Václav en checo) nació en torno al año 907 en Stochov (cerca de Libusin, Bohemia). En su familia, su padre era profundamente cristiano mientras que su madre era pagana. A él le crió su abuela Ludmila, que era una mujer muy piadosa. Había sido bautizada por san Metodio, evangelizador de los pueblos eslavos. Ludmila fue santa (de ahí que se la llame “la santa de Bohemia”) y murió estrangulada por su nuera el 15 de septiembre del año 921. El padre de Wenceslao había muerto de accidente ese mismo año, lo que generó inestabilidad en la política de su país.

En la edad adulta, en el año 924, Wenceslao asumió el gobierno del Ducado de su país. De su tarea como monarca destaca su capacidad para llegar a firmar la paz con pueblos oponentes. Es famoso el acuerdo con Enrique el Pajarero, el primero de la dinastía otoniana de reyes y emperadores alemanes. Sin embargo, su hermano Boleslao aceptó la paz a regañadientes.

También transformó el sistema judicial y redujo las condenas a muerte y las torturas.

Wenceslao era un hombre piadoso y su prestigio hizo que durante la Edad Media se difundiera su figura como ejemplo de rex iustus, que ejerce el poder con autoridad y piedad.

San Wenceslao murió mártir de la fe en el año 935. Lo asesinaron su hermano Boleslao -lleno de afán de poder- y un grupo de conspiradores a la puerta de la iglesia. El mismo Boleslao hizo de “gancho”: lo había invitado a participar en la fiesta de los patronos del templo y sabía que iría desarmado.

Muy pronto san Wenceslao se convirtió en héroe nacional y patrono principal de Bohemia. Fue aclamado mártir por el pueblo y pronto la iglesia de san Vito, en Praga, donde fue enterrado, fue centro de peregrinaciones. Precisamente el santo monarca había sido promotor de la construcción de San Vito.

En la iconografía cristiana se representa a san Wenceslao con vestimenta de monarca y montado sobre el caballo. También se narra su asesinato en algunas pinturas y retablos.  

Su fiesta se celebra el 27 de septiembre.

Patronazgo

En la actualidad es patrono de la República Checa y de Eslovenia.

Oración

Señor, Dios nuestro, que inspiraste a tu mártir san Wenceslao preferir el reino de los cielos al reino de este mundo, concédenos, por sus ruegos, llegar a negarnos a nosotros mismos para seguirte a ti de todo corazón. Por nuestro Señor Jesucristo, tu Hijo, que vive y reina contigo en la unidad del Espíritu Santo y es Dios por los siglos de los siglos. Amén

Si quieres consultar la vida de otros santos, puedes seguir este enlace.

Tags:
Esloveniarepublica checasantoralsantos
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.