Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
lunes 08 marzo |
San Juan de Dios
home iconActualidad
line break icon

Engañan a cardenal argentino y buscan traficar droga en su coche

Ciric International

Sorry the picture has been done in 2001...

Esteban Pittaro - publicado el 17/09/14

Un italiano conocido de su secretario se ofreció ayudar con el servicio mecánico del carro y lo trasladó hasta España y Francia, donde fue apresado con droga

Compañero de curso de Karol Wojtyla, perito del Concilio Vaticano II, personaje insustituible de la historia de la Iglesia en la Argentina,  Bibliotecario Emérito de la Santa Sede, el cardenal Jorge Mejía es protagonista a los 91 años de un confuso episodio. Dos italianos fueron apresados en Lyon, Francia, trasladando cuatro kilos de cocaína y 200 gramos de cannabis en el coche propiedad de Mejía, quien reside en Roma y cuyo estado de salud es muy delicado.

Presumiblemente, los narcotraficantes habían intentado aprovechar la identificación diplomática del carro, al que accedieron tras un engaño, para adquirir la droga en España y transportarla sin ser revisados.

Rápidamente el padre Luis Alberto Duacastella, secretario personal del cardenal Mejía, explicó a la periodista corresponsal del diario La Nación en Roma lo ocurrido. El padre Luis confió el coche de Mejía a Luca di Dio, una persona que conoce desde hace 10 años. Di Dio se ofreció a encargarse de la revisión del auto en un taller mecánico conocido, servicio que por las responsabilidades del padre Duacastella al cuidado de Mejía, gravemente frágil de salud, era muy provechoso. Según explicó a Elisabetta Piqué, del matutino argentino: “Como yo corro todo el día detrás del cardenal, hace un año y medio que no salgo, estoy las 24 horas con él, mi culpa fue haberme confiado de una persona que conozco desde hace diez años, que me ofreció ocuparse de eso”.

El padre Duacastella ya declaró ante la Gendarmería vaticana y explicó lo ocurrido. Incluso antes de conocer la detención se había preocupado por el paradero de di Dio y el coche, que no le había sido regresado el domingo como estaba pautado.

Preocupado por la salud del cardenal Mejía, y por el impacto que en ella tendría la noticia, aún no se la había comunicado. Muy consternado por el confuso episodio explicó: “Yo me acuso de imprudencia. Conozco a esta persona desde hace diez años, es un tipo que tuvo problemas, con antecedentes, pero si como sacerdote me tengo que alejar de la gente con problemas, no veo más a nadie. Incluso solía venir a casa y ayudarme a las noches con Jorge. Le tenía confianza, yo lo ayudaba y él trataba de colaborar. La humanidad es imprevisible, caí en las redes de una humanidad imprevisible y trataré de arreglar la cosa encargándome de Jorge”.

Sin responsabilidad

Que el cardenal Mejía tenga algo que ver con el confuso episodio es imposible. Su estado de salud es frágil, como pudo saber este periodista por fuentes propias allegadas a él.

Hasta hace muy poco tiempo no demoraba en responder su correo electrónico personal de la cuenta de Hotmail. Atiende el teléfono sin problemas y mantiene, aunque con mayor dificultad en los últimos tiempos, conversaciones larguísimas con sus numerosos amigos en todo el mundo, ricas en referencias culturales, bibliográficas, y personales.

Permanentemente conectado con su familia en Buenos Aires, su vinculación y actividad pública se vio disminuida en los últimos tiempos. De hecho no pudo acompañar tan de cerca la elección de su compatriota y tocayo Jorge Bergoglio como Papa debido a que estaba ingresado en un hospital italiano víctima de un infarto. 48 horas después Francisco visitaba a Mejía, quien pese a su debilidad, pedía insistentemente que le faciliten sus apuntes y libros. Por su historia de fidelidad al magisterio y a la cátedra de Pedro, haberse perdido ese histórico acontecimiento, de seguro, le fue doloroso.

Silenciosa contribución a la Iglesia

Culto y firme de convicciones, no son pocas las polémicas que tuvo en su juventud con otros hombres importantes de la Iglesia argentina. Todas respetuosas y desde una postura de permanente fidelidad a Roma. Lo cierto es que fue designado perito del Concilio Vaticano II, acontecimiento de la Iglesia que cubrió también como periodista para la revista Criterio, antes de conocer su designación.

Colaborador del siervo de Dios cardenal Eduardo Pironio, sirvió en distintos dicasterios romanos destacándose siempre por su capacidad de diálogo. Insustituible referente del diálogo interreligioso en Buenos Aires, trasladó su diplomacia a la Santa Sede. Fue uno de los responsables del encuentro de Asís presidido por Juan Pablo II y de la histórica visita de este Papa a la sinagoga de Roma. Como Bibliotecario del Vaticano y responsable del Archivo Secreto logró incluso desde la publicación y difusión de algunos de los históricos contenidos seguir tendiendo puentes con otras confesiones.

Tras su retiro, continuó con su fiel servicio a la Iglesia. Nunca ha dejado de trabajar en traducciones, comentarios y revisiones, y de estar al servicio de los Papas. Compartió numerosas reuniones y charlas con Joseph Ratzinger mucho antes de que éste sea elegido Papa. Con Juan Pablo II estudió en el Angelicum, mantuvo numerosos y gratos encuentros, y fue uno de los últimos en verle con vida. Justamente lo hizo gracias a la insistencia en ir a verle de su fiel secretario y amigo, como insiste en aclarar, el padre Luis Duacastella.

La sobriedad de la casa que ambos habitan en el Trastevere romano, absolutamente colmada de libros antiguos y mobiliario viejo, con una sencillísima capilla, sin ningún lujo aunque sí con una vista preciosa, atestiguan que la fidelidad a la Iglesia de Mejía, a los 91 años, no da lugar a responsabilidades en episodios tan escandalosos como estos. 

Tags:
cardenalnarcotrafico
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
BAPTISM
Pablo Cesio
Bautizan a la bebé que nació viva tras “aborto legal” y la llaman...
2
Aleteia Mexico
Ella iba a la adoración eucarística a las 3 de la mañana cuando l...
3
Jesus Colina
¿Milagro en Israel? Marcha de madres cristianas, musulmanas y jud...
4
THE PROFESSOR AND THE MADMAN
José Ángel Barrueco
Una película sobre el poder de las palabras y la importancia del ...
5
JARAMILLO
Lucía Chamat
Obispo amenazado de muerte: “La verdadera muerte es quedarse call...
6
Aleteia Team
¿Sabías que la Iglesia católica está constituida por 24 Iglesias ...
7
BLESSED CHILD
Philip Kosloski
Pide la protección de Dios sobre tus hijos con esta oración de la...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.