Aleteia logoAleteia logo
Aleteia
sábado 23 octubre |
San Juan de Capistrano
Aleteia logo
home iconEspiritualidad
line break icon

Amor e individualismo, ¿son compatibles?

达 李

Carlos Padilla Esteban - publicado el 17/09/14

El amor es comunión, ir juntos, tirando unos de otros, sosteniéndonos cuando falta el aliento, sin competir, sin quejarnos, sin criticar ni pensar mal de los demás

Las cosas se quedan aquí, no nos las llevamos. Pero las personas que hemos amado y las que nos han amado son nuestro mayor tesoro y nos lo llevamos al cielo, grabado en el alma. Las que nos han cuidado y las que hemos cuidado. Las que nos han sanado y las que hemos sanado. Los abrazos, los silencios, las palabras de cariño, los gestos de amor concreto, las caricias, las miradas, los «te quiero».

Los que nos han amado de forma incondicional, como sólo nos ama Dios. Los que han hecho nuestra vida mejor, han creído en nosotros y han tocado esa cuerda del alma oculta para los demás. Los que nos han conocido hasta el fondo y aún así nos han querido.

Los que han permanecido fieles a lo largo de años de camino y nos han alegrado la vida, con una sonrisa, con una palabra, descubriendo en nosotros dones que desconocíamos. Los que nos han esperado al final de la cuesta, nos han acompañado y nos han seguido.

Los que nunca han preguntado nada, por respeto, por cariño. Los que no han pedido explicaciones, los que no han pretendido nada especial, pero siempre lo han dado todo. Los que nos han hecho reír y en las cruces han permanecido fieles a nuestro lado, sin saber muy bien qué hacer, sin saber qué decir.

Sin todos ellos nunca hubiéramos podido caminar, llegar a ninguna meta, alcanzar ningún deseo, llegar a ser lo que somos, sin miedo, seguros. Pienso que eso es la vida, caminar juntos hacia el cielo, cobijándonos, empujándonos, sosteniéndonos, llevándonos unos a otros, perdonándonos, soñándonos.

Creo que en el camino todos compartimos la misión de Simón de Cirene. Me impresiona ese momento del camino al Calvario. Jesús cansado, caído, hundido. Buscan a un hombre. Desesperados. Alguien que ayude a un condenado. Alguien que manche sus manos con un ajusticiado.

Buscan a un hombre, al hombre. Lo encuentran. Simón se acerca confuso. Sólo miraba. No pretendía manchar sus manos, confundir su camino, perder la vida. No pretendía nada. Sólo miraba. Lo llaman. Toma la cruz y la carga.

No sabía que ese gesto iba a cambiar su vida para siempre. Dando su vida, la salva. Poniendo su alma, la recupera. No sabía que su camino verdadero empezaba en medio de ese tormento, subiendo al Calvario.

Jesús lo mira. Él sólo dice que sí, y comienza su vida. La mirada de Jesús. Su mirada a Jesús. Se miran. Todo cambia. Agradecimiento en los ojos de Jesús. Conmoción en el alma de Simón. Se siente amado por un condenado a muerte. En lugar de mancharse las manos las purifica, su alma, su vida. Se lava en la sangre de Jesús, vive camino a la muerte.

Así debería ser nuestra vida. Ayudar a llevar otras cruces, sostener a otros en su dolor. Y, en ese dar la vida, mirar a Jesús, ser mirados por Jesús. La vida cambia cuando somos capaces de caminar con el que no camina, de levantar al que ha caído.

Así es nuestra vida. Sostenemos cruces. Sostienen nuestras cruces. Otros nos ayudan a nosotros y vemos con alivio cómo nos levantan en nuestra cruz. No vamos solos, no nos salvamos solos. El mundo es individualista, la Iglesia nunca lo será. No puede. El amor es comunión.

Vamos juntos, tirando unos de otros, sosteniéndonos cuando falta el aliento, sin competir por llegar antes, sin quejarnos de lo que creemos injusto, sin criticar ni pensar mal de los hermanos, sin sospechar de otras intenciones.

Sí, ése es el camino, Jesús está en medio de nosotros, a nuestro lado, en la cruz, allí cuando invocamos su nombre, allí cuando suplicamos su presencia, su abrazo, su ayuda.

En medio de nuestra vida cotidiana, que a veces se hace cuesta arriba, allí donde pensamos que está ausente, allí, oculto entre muchos rostros, en medio de las penas de cada día. Sí, allí está Él. En mi rutina, en mi día a día, en las mañanas grises, en las noches oscuras. En medio de todo lo que me perturba, en medio de los dolores que no comprendo.

Allí, cuando me visto de gris y me siento triste. Cuando disfruto de la vida y me alegra la luz del día. Allí, a mi lado. Subiendo el Calvario, bajando al huerto de los olivos. Corriendo por bosques llenos de vida, caminando por desiertos llenos de soledad. No caminamos solos. 

Tags:
alma
Apoye Aleteia

Usted está leyendo este artículo gracias a la generosidad suya o de otros muchos lectores como usted que hacen posible este maravilloso proyecto de evangelización, que se llama Aleteia.  Le presentamos Aleteia en números para darle una idea.

  • 20 millones de lectores en todo el mundo leen Aletiea.org cada día.
  • Aleteia se publica a diario en siete idiomas: Inglés, Francés, Italiano, Español, Portugués, Polaco, y Esloveno
  • Cada mes, nuestros lectores leen más de 45 millones de páginas.
  • Casi 4 millones de personas siguen las páginas de Aleteia en las redes sociales.
  • 600 mil personas reciben diariamente nuestra newsletter.
  • Cada mes publicamos 2.450 artículos y unos 40 vídeos.
  • Todo este trabajo es realizado por 60 personas a tiempo completo y unos 400 colaboradores (escritores, periodistas, traductores, fotógrafos…).

Como usted puede imaginar, detrás de estos números se esconde un esfuerzo muy grande. Necesitamos su apoyo para seguir ofreciendo este servicio de evangelización para cada persona, sin importar el país en el que viven o el dinero que tienen. Ofrecer su contribución, por más pequeña que sea, lleva solo un minuto.

Oración del día
Hoy celebramos a...





Top 10
1
Aleteia Brasil
¡Cuidado con las oraciones de sanación y liberación!
2
Francisco Vêneto
Los pasajeros aplauden a los pilotos después de un vuelo de 36 ho...
3
Ary Waldir Ramos Díaz
Un niño le da una lección al Papa Francisco en plena audiencia ge...
4
newborn
Mathilde De Robien
15 nombres de niña cuyo significado conecta con Dios
5
PAPIEŻ BENEDYKT XVI
I.Media
Emocionante carta de Benedicto XVI ante la muerte de su mejor ami...
6
PRAY
Philip Kosloski
Oración al beato Carlo Acutis para pedir un milagro
7
PEPE RODRIGUEZ
Revista Misión
El chef Pepe Rodríguez: «Nunca me he emocionado al comer. Al comu...
Ver más
Newsletter
Recibe gratis Aleteia.